El Departamento de Territorio y Sostenibilidad ha validado los informes verificados de las emisiones de las instalaciones incluidas en la ley que regula el Régimen del Comercio de Derechos de Emisión de GEI correspondientes al año 2012, y ha inscrito los datos al RENADE.

Estas instalaciones son las responsables de aproximadamente un 35% de las emisiones de GEI de Cataluña. Las instalaciones afectadas por la normativa y con autorización de emisión de gases de efecto invernadero en la región son 169. En total, han emitido durante el año 2012 un total de14.503.162 toneladas de CO2.

La cantidad asignada en el Plan Nacional de Asignación para estas instalaciones durante el año 2012 ha sido de 20.330.587 derechos. Del total de instalaciones afectadas en Cataluña, se han emitido 5.827.425 toneladas de CO2 menos de las asignadas. Este balance positivo conlleva un beneficio para las empresas de unos 42,5 millones de euros, que podrán ingresar por la venta de estos derechos, teniendo en cuenta que el precio medio del derecho de emisión en el mercado en 2012 fue de 7,3 €/t CO2.

Las emisiones del pasado año han sido las más bajas de los últimos siete años. Se han reducido en más de un millón de toneladas de CO2 respecto al año anterior.

Es destacable que el efecto de la crisis en la economía ha continuado siendo evidente en 2012, teniendo en cuenta que se empezó a notar un descenso de las emisiones a partir del cuarto trimestre de 2008 y muy especialmente en los sectores del cemento y la cerámica, estrechamente vinculados a la construcción. Parte de la reducción de estos sectores también es atribuible a las mejoras incorporadas en los establecimientos gracias al régimen de prevención y control ambiental de las actividades derivadas de las exigencias del mercado de CO2.

Comparando los datos de las emisiones de los años incluidos en el primer período de comercio de derechos de emisión (2005-2007), y en el segundo periodo (2008-2012), correspondiente al periodo de cumplimiento de Kioto, se obtiene una notable evolución.

Para el próximo período de seguimiento y notificación 2013-2020, la Comisión Europea ha preparado un nuevo marco reglamentario que conlleva, como novedades principales, las siguientes:

  • Ampliación del alcance de las actividades y los gases sujetos al régimen de comercio;
  • Revisión de las autorizaciones cada 5 años;
  • Nuevos requisitos de notificación a las actividades y nuevo formato del Plan de Seguimiento, el elemento clave en base al cual se articula el seguimiento de las emisiones de gases de efecto invernadero de una instalación;
  • Migración a un Registro Único Europeo;
  • Nuevas disposiciones sobre transferencias de CO2;
  • Introducción de un techo total de derechos para toda la UE para asegurar el objetivo de reducción del 20% de las emisiones de CO2 para 2020;
  • Tendencia a la reducción de la asignación gratuita de derechos de emisión, diferenciando entre las instalaciones con riesgo de fuga de carbono (peligro de deslocalización) y las que no tienen estos riesgo, para las que la asignación gratuita será 0 el año 2025. Ya desde el año 2013, el sector de generación eléctrica no recibirá ninguna asignación gratuita;
  • Introducción del sistema de subastas para la adquisición de derechos de emisión. Los estados dispondrán de una cantidad fijada de derechos para colocar en las subastas y los beneficios obtenidos se aplicarán en medidas de mitigación del cambio climático;
  • Aumento del uso de sistemas automatizados de intercambio de datos;
  • Nuevo tratamiento simplificado para las instalaciones con bajas emisiones y régimen de exclusiones.


Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de