El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, urgió este domingo a los países desarrollados a que no desatiendan el cambio climático en un momento en el que tienden a experimentar una desaceleración económica global y pidió a los países ricos que ayuden a los pobres para superar el calentamiento global.

Visita a Bangladesh

“Los líderes de los países desarrollados no deberían desatender el asunto del calentamiento global”, aseguró en una conferencia de prensa al final de su visita de dos días a Bangladesh. También recordó que “un aumento de un metro en los níveles del mar desplazaría a 30 millones de bangladeshíes y supondría un golpe catastrófico al crecimiento económico del país”.

Los expertos afirman que el cambio climático afectará a los 150 millones de habitantes de Bangladesh desde todos los lados en los próximos 50 años. Según ellos, el nivel del mar crecerá en el sur, habrá inundaciones en el norte, los ríos se erosionarán a medida que los glaciares se derritan y el riesgo de que broten enfermedades aumentará con la humedad.

EL paso del ciclón Sidr

Ban presentó Bangladesh como un país que ha estado en primera línea de los trabajos de prevención de desastres y como ejemplo de cómo un país vulnerable en vías de desarrollo puede fortalecer su resistencia contra hechos catastróficos como el gran ciclón Sidr. Este fenómeno arrasó el sur de Bangladesh, dejando unas 3.500 personas muertas y desplazando a unos dos millones el 15 de novimebre del pasado año. El cilcón, además, se produjo poco después de dos inundaciones que mataron a alrededor de 1.500 personas y echaron por tierra unas dos toneladas de alimentos.

La organización de ayuda Oxfam asegura que es crucial que Bangladesh reciba ayuda urgente y que se firme un pacto comprensivo sobre el cambio climático, ya que está previsto que sus cosechas se reduzcan drásticamente para el 2050 por el rápido derretimiento de los glaciares del Himalaya.

Próximas elecciones

En su pequeña gira por el país asiático, Ban aprovechó para visitar un proyecto de gestión de desastres dirigido conjuntamente por la ONU y el Gobierno de Bangladesh. En cuanto a las próximas elecciones en el país, que tendrán lugar el 18 de diciembre, dijo que “la oposición deberá realizar su tarea de manera constructiva con el nuebo Gobierno para consolidar la reforma que ha comenzdo la actualñ administración”.

Ban llegó a Dacca el sábado para evaluar los preparativos de cara a las elecciones, efectuadas por el Gobierno interino y prometió que “la ONU enviará un pequeño equipo de individuos destacados y altamente capaces que visitarán el país en las próximas semanas para evaluar la dirección de las elecciones e informare”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de