Los 28 estados miembros de la Unión Europea se han unido a EE.UU., Australia, Brasil, Israel, Nueva Zelanda, México y Mónaco para presentar una protesta diplomática ante Islandia por su caza de ballenas. En una carta entregada al gobierno en Reykjavik ayer, los países expresaron su oposición a la caza comercial de ballenas de Islandia y a su comercio internacional de carne de ballena, por considerar que no respeta las obligaciones del acuerdo.

Leigh Henry, Asesor de Políticas de WWF EEUU, declaró: "Este año Islandia ha matado ya a 116 de los amenazados rorcuales comunes. También ha contribuido a un aumento sin precedentes de las exportaciones de esta carne de ballena a Japón, a pesar de las regulaciones internacionales que restringen ese comercio entre los países. 

WWF se une a la petición de estos gobiernos para que Islandia se adhiera a la moratoria de la Comisión Ballenera Internacional y ponga fin a la caza y al comercio de rorcuales comunes.

EE.UU. ha restringido las relaciones diplomáticas con Islandia por socavar el Convenio Internacional para la Regulación de la Caza de la Ballenas y el Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES).



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de