La empresa Salvar la Encina S. Coop. inicia una campaña a nivel nacional para conseguir la prohibición de la tala de árboles y fomentar el transplante de árboles autóctonos como la encina, el roble o el alcornoque. La campaña pretende reunir a todos los grupos ecologistas a favor de esta iniciativa y conseguir un impacto suficiente que evite la tala indiscriminada. Hace unos años, estas especies autóctonas de las regiones extremeña y andaluza principalmente se cortaban por obras o cambios de cultivos, ya que los informes técnicos reconocían la imposibilidad del trasplante de estas especies. Pero a día de hoy, son más de 40.000 árboles transplantados con éxito por toda la geografía española y en perfectas condiciones. La tala de este tipo de especies es un daño al medio ambiente irreparable, puesto que estas especies tienen un lento crecimiento, cerca de 1 centímetro de perímetro al año. Estas variedades autóctonas protegen el suelo evitando la erosión y son capaces de producir el oxígeno necesario para abastecer a 11 personas. Cuando se demuestre que el trasplante no es posible, por el estado de salud del árbol, su ubicación, fecha de trasplante, etc. y no quede más remedio que talar un árbol, Salvar la Encina exige el pago de la valoración según “La Norma Granada” destinando este valor a la plantación de nuevos árboles. La empresa “Salvar la Encina” S. Coop. , como pionera en trasplantes de árboles autóctonos afectados por obras, con más de doce mil árboles (encinas, alcornoques, robles, etc.) vivos tras su trasplante y con más de siete años de experiencia en esta actividad, tiene como objetivo principal que las encinas y otros árboles autóctonos sean salvados por medio de su trasplante, evitando así su muerte por la ejecución de obras públicas (carreteras, pantanos, cambios de cultivo, etc.). Para más información pueden visitar www.salvarlaencina.com



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de