Viajes migratorios

El vencejo pálido es una pequeña ave que está con nosotros entre marzo y septiembre, y el resto del año lo pasa en África. Sin embargo, no se sabe dónde inverna, ni cuáles son sus rutas migratorias. Esta información es fundamental y necesaria para su conocimiento y conservación. Si no sabemos ni siquiera dónde pasan la mitad del año cuando no están en sus zonas de cría, ¿cómo vamos a poder conservarlos si tienen problemas?

Entre el 9 y 11 de mayo se marcaron con geolocalizadores 15 ejemplares de vencejo pálido en la isla de Tabarca (Santa Pola, Alicante). Se trata de un trabajo enmarcado en el programa Migra desarrollado por SEO/BirdLife con el apoyo de Fundación Iberdrola España. En este caso el trabajo se ha llevado a cabo por técnicos de SEO/BirdLife y ornitólogos del grupo local SEO-Alicante. Además, se cuenta con la colaboración de la Universidad de Lund de Suecia, que apoya este trabajo.

El trabajo se concluyó con éxito y todas las aves marcadas fueron ejemplares adultos que se encontraban reproduciéndose en la isla. Ahora hay que esperar a que terminen su ciclo reproductor esta temporada y que migren a sus áreas de invernada africanas. En marzo o abril del año que viene volverán a la Isla de Tabarca y entonces se recapturarán para retirarles los diminutos dispositivos que contendrán la valiosa información de dónde han estado desde que se marcaron hasta su vuelta.

Un ave de tan solo 40 gramos   

Para poder seguir los movimientos y migración de un ave tan pequeña (unos 40 gramos de peso) es preciso emplear tecnología en miniatura. Afortunadamente ya se dispone de unos aparatos de seguimiento remoto de tan solo 0,6 gramos de peso, que nos permiten desvelar los viajes de aves de pequeño tamaño. Son los llamados geolocalizadores, que gracias a que registran el nivel de luz en el lugar donde se encuentran, mediante complicadas fórmulas astronómicas, son capaces de proporcionarnos las coordenadas del lugar en donde se encontraba el ave en cada momento.

Programa Migra  

El programa Migra, puesto en marcha en 2011 por SEO/BirdLife con la colaboración de la Fundación Iberdrola España, incorpora las últimas tecnologías en sistemas de geolocalización y seguimiento remoto para conocer con mayor detalle los movimientos de las aves dentro y fuera de nuestro país. 

Gracias a esta iniciativa se pueden conocer las fechas de inicio y fin de sus migraciones, los lugares de parada y puntos de alimentación, el tiempo que tardan en realizar esos viajes, si se repiten en la migración primaveral y otoñal, las principales áreas de invernada y dispersión, o si las rutas son iguales año tras año. La Fundación Iberdrola España colabora con este programa en el marco de su actividad en apoyo de la biodiversidad, una de sus principales áreas de actuación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de