Estos linces liberados proceden del Programa Ex-situ y han sido criados previamente en los centros de cría en cautividad de Olivilla, Acebuche, Granadilla y Silves, distribuidos en Andalucía, Extremadura y Portugal.

El trabajo previo a estas sueltas ha sido realizado en el marco del programa Life+IberLince y se ha centrado en analizar que las zonas elegidas para la reintroducción del lince ibérico cumplían con las variables biológicas adecuadas para ser aptas para la reintroducción de la especie.

En concreto, estas áreas cuentan con las densidades adecuadas de conejo para garantizar la alimentación de los ejemplares liberados, con calidad del hábitat adecuado para garantizar su presencia y con la ausencia de grandes amenazas para su supervivencia. Además, se ha podido constatar que la reintroducción del lince cuenta con el apoyo de la sociedad, en general, y de los habitantes de las zonas seleccionadas, en particular.

El proyecto LIFE+IberLince, liderado y coordinado por la Junta de Andalucía y que cuenta con 19 socios, está gestionado en Castilla -La Mancha por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, APROCA, FOMECAM y WWF.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de