Ha pasado más de medio año desde que se celebró la segunda batida al jabalí en el Monte El Viejo y desde Ecologistas en Acción afirman que no conocen medidas o actuaciones encaminadas a paliar los daños causados por la especie. Desde el equipo de gobierno demostraron en su día una falta de criterio manifiesta para gestionar este asunto, y a fecha de hoy parece como si este problema se hubiera solucionado simplemente por haber autorizado las dos batidas del invierno pasado.

Si tenemos en cuenta que hablamos de una especie prolífica como es el suido y los escasos ejemplares abatidos en las dos cacerías, el resultado en un año bueno de comida como este, es más que probable que las bajas estén más que repuestas. A pesar de ello no conocemos de una sola iniciativa del Ayuntamiento para intentar minimizar la presión de la especie sobre este Espacio Natural de nuestra capital.

Medidas preventivas sencillas como instalar señales en los accesos al Monte para avisar/alertar a los usuarios de los peligros posibles causados por la fauna salvaje son fáciles de ejecutar y a un bajo coste y sin embargo ni tan siquiera se plantean. Esto viene a demostrar la falta de voluntad y la inoperancia de este equipo de gobierno por solucionar el problema.

Otras medidas sugeridas por los grupos conservacionistas pasan por el control de jabalíes de forma continuada mediante jaulas trampa, un sistema que ha demostrado su eficacia en otros espacios naturales y que no causa ningún problema de compatibilidad con el uso público.

Las organizaciones ecologistas hemos solicitado en reiteradas ocasiones información al Ayuntamiento sobre este asunto, sin obtener respuestas a nuestras preguntas y si evasivas que no concretan nada, por ello hemos presentado una queja ante el Procurador del Común que ha sido admitida a trámite con el fin de obtener la información solicitada.

Por otro lado, la Junta de Castilla y León se niega a contestar al Procurador del Común ante la cuestión planteada por las organizaciones ecologistas, donde mantenemos que las autorizaciones para la celebración de las batidas celebradas fue irregular y por tanto se conculcó la libertad de acceso a un espacio público bajo unas premisas irregulares, y es por ello que pediremos que se asuman responsabilidades.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de