La organización para la protección del mar Oceana pidió ayer a la Unión Europea que ponga en marcha "medidas de mitigación" y exija el cumplimiento de la normativa existente en ese sentido con el fin de reducir las capturas accidentales de especies marinas amenazadas y protegidas.

Durante las actividades organizadas por la secretaria general de Pesca en el Mediterráneo y por el Acuerdo sobre la Conservación de los Cetáceos del mar Negro, el Mar Mediterráneo y la Zona Atlántica contigua (ACCOBAMS), que se celebran esta semana en Roma, Oceana recordó que la captura accidendental de mamíferos marinos, tiburones, tortugas y aves marinas, supone un "problema" que afecta a todo el mundo.

En ese sentido, el director de Investigación y Proyectos de Oceana en Europa, Ricardo Aguilar, dijo que en la Unión Europea "son pocas las medidas" que se han tomado para evitar la captura de estas especies y, "lo que es aún peor, la pocas reglamentaciones adoptadas no terminan de implantarse, debido a la falta de esfuerzo en control y vigilancia de las normativas".

Por otra parte, la organización recuerda que en los últimos 20 años las capturas de cetáceos aumentaron un 130 por ciento, y que solo en el Mediterráneo mueren al año 10.000 cetáceos por causa de redes de deriva, mientras la UE "no asume la adopción de medidas destinadas a disminuir este impacto".

Por su parte, el director de Oceana Europa, Javier Pastor, urgió a que la implantación de medidas de mitigación de capturas accidentales de esas especies sea abordado "como una prioridad". "Mientras debatimos sobre la calidad de los datos que tenemos, no se asume la puesta en marcha de medidas que ya están funcionando con éxito en otros lugares", insistió Pastor al considerar que algunos de los mecanismos que ya existen "podrían estar ya minimizando" el problema.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de