Los científicos a bordo del Oceana Ranger han realizado transectos de ROV cubriendo la cima y laderas de estas elevaciones de más de 2.000 metros de altura.

Las montañas submarinas del norte de Canarias, Dacia y Tritón, han sido documentadas por primera vez durante la expedición que Oceana está llevando a cabo en la zona. Las imágenes obtenidas muestran extensos bosques de corales negros en la cima de Dacia, una gran diversidad de esponjas en las laderas de Tritón, incluyendo espectaculares esponjas cristal y esponjas carnívoras, y diferentes gorgonias, corales, peces de profundidad, tiburones, etc.

“Estos solo ha sido un primer acercamiento a los desconocidos fondos del norte de Canarias”, ha declarado Ricardo Aguilar, Director de la campaña oceanográfica. “Es necesario obtener más datos y realizar estudios detallados con el fin de establecer sistemas de protección que permitan mantener la peculiar biodiversidad de las montañas submarinas Dacia y Tritón”.

La investigación se está llevando a cabo a través de inmersiones con ROV, documentando desde la cima de Dacia, a cerca de 100 metros de profundidad, hasta los casi 1.000 metros en la ladera de Tritón. Estas montañas están situadas a 190 mn y 110 mn al norte de la isla de La Graciosa, respectivamente. Cuentan con más de 2.000 m de altura y se elevan sobre un fondo a unos 3.000 metros de profundidad. Tritón consta de dos cimas y se extiende a lo largo de unos 60 kilómetros de longitud, mientras Dacia tienen un diámetro de poco más de 20 km.

Dacia y Tritón forman parte de un conjunto de montañas situadas entre Canarias, Madeira, la península Ibérica y Marruecos, sirviendo como puntos de conexión para las especies que viajan entre estas zonas. El Gobierno español, a través del Proyecto LIFE+ Indemares, ha estudiado otra de las elevaciones marinas que pertenecen a este conjunto,  el banco de la Concepción, que será una de las futuras áreas marinas protegidas del Atlántico. Portugal, por su parte, ha presentado un plan para proteger muchas de sus montañas submarinas entre Azores, Madeira y la Península Ibérica, como el Banco de Gorringe, Seine y Unicorn.

“Estas montañas pueden ser consideradas como las “otras” Islas Canarias, algunas de las cuales, aunque sumergidas en la actualidad, llegaron a emerger” declara Helena Álvarez, científica marina de Oceana. “España debería estudiar y proteger estas montañas marinas para que, junto a Portugal, Europa pudiera contar con una extensa área marina protegida donde decenas de elevaciones submarinas albergarían una de las faunas más ricas y diversas del Planeta”.

Oceana continuará durante las siguientes semanas  muestreando las montañas submarinas más meridionales de la Unión Europea, las montañas del Sahara, a unos 250 km al sur de El Hierro, así como la parte sur de esta isla. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de