El atún rojo es el ejemplo más visible de cómo los océanos y la gestión de las pesquerías se encuentran al borde del colapso. La sobrepesca ha llevado a esta especie al borde de la extinción.

Sólo queda el 15% de la biomasa

Ésta puede que sea una de las últimas temporadas de pesca de atún rojo. Los científicos han advertido del inminente colapso de esta pesquería, si se continúa sobreexplotando. Se estima, según datos científicos, que sólo queda el 15% de la biomasa reproductora de esta especie.

"Las políticas y la gestión de las pesquerías han fallado y han llevado al atún rojo  hacia la extinción", ha declarado Celia Ojeda, responsable de Océanos de Greenpeace. "Los océanos se encuentran en peligro. Por esto Greenpeace ha comenzado este tour en defensa del atún rojo y el Mediterráneo. El Rainbow Warrior empieza una campaña para tomar medidas contra una de las gestiones pesqueras más irresponsables y que han llevado a una especie al borde del colapso”.

Los datos científicos estiman que más del 80 % de los stocks se encuentran sobreexplotados. Según Greenpeace, si se sigue pescando a los niveles actuales, los científicos  calculan que la población comercial del atún rojo podría desaparecer en los próximos años. A escala mundial, más del 90% de los grandes depredadores  como el atún rojo han desaparecido de nuestros océanos y se estima que más de la mitad de las especies que se comercializan hoy en día podrían desaparecer hacia 2050.

Los gobiernos decidieron condenar a la extinción a esta especie en la  Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres (CITES), en marzo de 2010, donde se negaron prohibir el comercio internacional de esta especie incluyéndola en el Apéndice I. Esta medida habría ayudado a la recuperación de la especie y al futuro de la pesquería.   
 
Cierre inmediato de la pesquería en el Mediterráneo

“El tiempo y el atún se agotan y es necesario tomar medidas urgentes para salvarlo. El Gobierno español, con la mayor flota atunera, debería tomar medidas para evitar su colapso. Artes tradicionales como la almadraba dependen de la supervivencia de esta especie. El Gobierno debería impulsar la creación del Santuario Balear, una gran Reserva Marina, que proteja la mayor zona de desove de atún rojo”, ha añadido Ojeda.

Greenpeace pide el cierre inmediato de la pesquería de atún rojo en el Mediterráneo hasta que los datos científicos muestren la recuperación de la especie y la creación de un Santuario Balear.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de