La Consejería de Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Asturias mantiene activo un dispositivo de seguimiento de 24 horas para controlar cómo evoluciona la reintroducción de la osezna en el Parque Natural de Somiedo, según informó a través de una nota de prensa.

Para ello, se tiene organizado un operativo formado por personal de la Consejería (guardería y técnicos), apoyado por el Fondo para la Protección de Animales Salvajes (FAPAS), la Fundación Oso Pardo (FOP) y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a través de la Estación Biológica de Doñana y del Instituto de Investigación de Recursos Cinegéticos (IREC).

Como resultado de esta operación continuada de vigilancia, se tiene conocimiento de que la osa permanece en torno al lugar de la suelta, junto a un robledal, por donde realiza cortos desplazamientos. Según los expertos, este comportamiento no es extraño ya que el entorno tiene abundancia de comida.

Para su seguimiento, la osezna ha sido marcada con un crotal y dos equipos radioemisores. Tanto la Consejería como los expertos consideran que este intento de reintroducción de la osezna puede constituir un “importante” aporte al conocimiento de la especie y a la investigación.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de