Este instrumento viene a complementar las actuaciones de poda programadas, que se realizan de forma permanente en la ciudad y que se pretenden intensificar, y un plan de actuaciones inmediatas que incluyen un estudio detallado de la especie de los pinos y de las zonas que en los últimos diez años se han producido obras importantes que pudieran haber afectado al arbolado

El Ayuntamiento de Zaragoza, a través del servicio de Parques y Jardines, está elaborando un mapa de control del arbolado, donde se plasmarán las características principales de los ejemplares plantados en la ciudad como su especie, edad, talla o estado aparente.

Este instrumento, puesto en marcha en cumplimiento de un Decreto del pasado 12 de noviembre del Consejero de Medio Ambiente, Jerónimo Blasco, facilitará las labores de mantenimiento del arbolado zaragozano y hará más visible si el ejemplar tiene alguna necesidad específica o urgente.

Todo esto redunda en una mayor eficacia y eficiencia en la gestión de los recursos además de en la seguridad, puesto que muestra, entre otras medidas que se pueden tomar, la necesidad de poda o, incluso, de tala por suponer un riesgo sanitario o de estabilidad.

El mapa contempla, por colores, las incidencias que presentan los árboles estudiados. Así, se han establecido cuatro categorías: sin incidencias (categoría A), con incidencias leves (B), con incidencias medias (C) y con incidencias significativas (D).

Para ello se han establecido 25 parámetros de muy diversa índole -desde su especie y perímetro al estado de salud del ejemplar, el sistema de riego que tiene o la posición en relación a los edificios o infraestructuras cercanas-, que muestran el tipo de árbol que es y lo que necesita.

De estos 25 parámetros, es el estado de salud y la estructura del árbol junto a su altura los que determina a qué categoría se asigna. El resto de parámetros estudiados se utilizarán para complementar la información principal de un árbol en particular y establecer los protocolos y prioridades de actuación.

En definitiva, esta herramienta permite asignar y detallar la intensidad de vigilancia que requiere cada árbol plantado en la ciudad.

El mapa de control de arbolado abarcará los 73 polígonos en los que está distribuido el arbolado de la ciudad. En un plazo de dos meses, se irán completando las zonas más concurridas de público en el mapa. De momento, ya están clasificados 7 polígonos pertenecientes al distrito Centro y Casco Histórico.

Plan de actuaciones inmediatas

Esta intervención viene a complementar un plan de actuaciones inmediatas por condiciones específicas para la mejora del arbolado de Zaragoza, que se realizará en los próximos meses, previsiblemente desde enero.

Se centrará principalmente en el estudio de las particularidades de la especie de los pinos, ya que éstos tan sólo suponen un 6% del total del arbolado de Zaragoza pero protagonizan más del 90% de las afecciones durante momentos de adversidad climatológica.

Según los expertos, este elevado número de afecciones se debe, entre otras razones, a la elevada altura que alcanzan estos ejemplares, a que el cultivo tradicional de estos árboles provocan problemas generalizados de espiralización de sus raíces -lo que evita que las raíces se expandan y anclen al terreno quedándose en una simple maraña contraída que no garantiza la sujeción del árbol- y a que la densa copa que generan provocan una gran resistencia al viento -el llamado efecto vela-.

En Zaragoza existen 8.630 pinos plantados, de los cuales 5.199 se encuentran en las calles de la ciudad y el resto, unos 3.432 árboles, en parques.

Entre otros criterios que pudieran tomarse en cuenta, este plan abordará también la revisión de las zonas que en los últimos diez años se han producido obras importantes que pudieran haber afectado al arbolado. Es habitual que en la mejora de un espacio público común exterior -una plaza, una calle o un vial- se requiera, por ejemplo, cambiar total o parcialmente la red de tuberías de la zona o bien implantar nuevos servicios subterráneos. Pese a que el criterio es mantener el arbolado durante las obras, éstas actuaciones han podido afectar en ocasiones a las raíces de los árboles instalados en ese lugar. Se han contabilizado un total de 1.177 árboles como objeto de esta actuación.

Inventario exhaustivo

Para elaborar tanto el mapa de control del arbolado como el plan de actuaciones inmediatas, ha sido imprescindible y determinante realizar un inventario exhaustivo durante este mismo año.

Este documento refleja que en Zaragoza existen 128.829 árboles. De éstos, 92.707 están plantados en viario de la ciudad mientras que se estima que 36.122 están en parques.

Se clasifican eminentemente por tamaño. Así, en vías de la ciudad hay plantados 27.677 árboles pequeños o en formación, 50.147 ejemplares adultos y 14.883 árboles muy grandes. El inventario recoge una estimación en parques, no tan detallada como en calles y plazas de la ciudad, que contabiliza unos 2.951 árboles pequeños o en formación, 27.030 adultos y 6.141 muy grandes.

El propio mapa de control del arbolado y el plan de actuaciones, que se han basado en este inventario, servirán para comprobar los datos generales extraídos así como para actualizar la situación del arbolado en Zaragoza.

Un plan de gestión y actuación continua

Todas las acciones detalladas anteriormente se enmarcan en un plan de gestión y actuación continua que lleva a cabo el servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Zaragoza.

Así, de forma permanente se realizan trabajos de poda por toda la ciudad. Por razones de eficiencia, esas labores se realizan por polígonos completos dentro de los distritos, lo que implica que el ciclo completo de poda de todo el arbolado plantado en vías de la ciudad se realiza en algo más de 6 años.

El periodo de tiempo que dura un ciclo completo se considera muy largo por lo que se trabaja en adecuar el contrato para incrementar e intensificar la frecuencia de poda programada.

Dentro de la planificación del ciclo de poda programa actual, recientemente se han podado los polígonos de Montecanal y Torrero. Ahora, se está actuando en Las Fuentes y San José y se han iniciado los trabajos en el ámbito de Ribera U1 y U2 de la Almozara. La siguiente actuación será la poda del arbolado de Barrios Rurales.

El servicio de Parques y Jardines, además, lleva a cabo en todo momento labores de seguridad que implican, incluso, la tala urgente de algún árbol que suponga un riesgo inminente por su estado de salud o por su estabilidad para viandantes o infraestructuras cercanas.

Se actúa también en respuesta a avisos o quejas ciudadanas que alertan de posibles peligros como el estado de un árbol, la interferencia de alguna rama con edificios o instalaciones…

La tercera gran línea de actuación de este servicio es la plantación de árboles. Se plantan unos 1.050 ejemplares al año entre los plantados en trabajos programados como en ocasiones extraordinarias -fruto de la reposición o plantación nueva de árboles tras la finalización de unas obras o la plantación en un espacio concreto por acuerdo, entre otras situaciones-. Esta operación se lleva a cabo, con carácter general, por polígonos completos dos años después de la operación de poda, desfase que facilita la extracción de tocones.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de