Los incendios forestales registrados durante el primer trimestre del año han arrasado 17.364 hectáreas (un 0,067 por ciento del territorio), lo que supone más del doble que en el mismo periodo de 2007, pero un 20 por ciento menos que la media de los últimos diez años, según datos proporcionados por el Ministerio de Medio Ambiente.

Casi cuatro de cada cinco hectáreas (79,82 por ciento) han ardido en el noroeste de España, mientras que un 15 por ciento lo han hecho en las comunidades del interior; un 4,2 por ciento, en zonas del Mediterráneo, y un 0,02 , en el archipiélago canario. Las comunidades más afectadas han sido Galicia, Asturias, Cantabria y País Vasco, así como las provincias de León y Zamora.

En total, se han registrado 4.708 siniestros, frente a los menos de 2.000 del primer trimestre de 2007 y los 4.540 de media de la última década. Medio Ambiente ha contabilizado casi el doble de conatos (menos de una hectárea arrasada) que hace un año, con 2.385, y casi el triple de incendios (2.323). Hasta el momento no ha habido ningún gran incendio (más de 500 hectáreas).

Los datos del Ministerio indican además que han ardido 2.018 hectáreas de superficie arbolada, 14.312 de matorral y monte abierto, y 1.033 de pastos y dehesas. Más del 80 por ciento de la superficie arbolada ha ardido en el noroeste de España y el 68,35 por ciento de los siniestros se han registrado en esta zona.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de