En el año 2007 y gracias a la inestimable colaboración del Museo de América y de su administrador, Javier Alcázar, se pudo colocar un par de cajas nido para que la pareja que se encontraba en la zona pudiera criar con facilidad en un lugar tranquilo e inaccesible, como es la torre característica del Museo (visible desde la A-6 y buena parte de Madrid). Ese año se puso también una WebCam. Fue una actuación pionera, ya que por aquel entonces no era habitual instalar ese tipo de sistemas de seguimiento remoto, explica Arantza Leal, técnico del área de Seguimiento de Aves de SEO/BirdLife y que lleva años dedicada a seguir a los halcones urbanos de Madrid.

Arantza es una apasionada de esta población y, como ha explicado en un blog reciente, considera “un privilegio” poder dedicar tiempo a seguir a los halcones.

La pareja del Museo de América forma parte de la población urbanita de halcones peregrinos en Madrid. Es una de las primeras parejas que se localizaron, y se lleva su seguimiento desde entonces. De las apenas tres parejas estables que había localizadas en Madrid en torno al año 2000 se ha pasado a al menos ocho parejas en la capital, más otras localizadas en poblaciones cercanas, explica Arantza Leal.

Durante la inspección, los técnicos de SEO/BirdLife pudieron comprobar que la hembra del Museo de América ya está incubando dos huevos, a lo que se ha sumado un tercero el día 12 de marzo. Y esto gracias a la WebCam que hay instalada en la caja nido. El responsable de administrar la cámara y también otras como la Web Cam que sigue ahora mismo el nido de una pareja de buitre negro en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama es el biólogo Carlos Hernáez, que trabaja en el Área de Comunicación de SEO/BirdLife. Como él mismo explica, espera que en breves días puede estar disponible una conexión en streaming que permita a cualquier persona entrar en www.seo.org y seguir a los halcones, como ya está ocurriendo con el buitre negro.

“La visita al Museo de América ha servido para comprobar cómo va la pareja de halcones y hemos aprovechado para comprobar el estado de la webcam y hacer las gestiones necesarias para que en breve podamos visualizarla a través de www.seo.org”, confirma Carlos Hernáez.

“A la salida de la visita técnica fumos a comprobar si veíamos al macho por la zona, ya que la hembra estaba incubando en la caja, y nos topamos con los restos de una de sus presas”, cuenta Arantza Leal. Llos halcones predominantemente se alimentan de otras aves, que cazan al vuelo, y este caso los restos correspondían a un zorzal común (Turdus philomelus). “Es habitual encontrar las presas de halcones tal y como nos encontramos a ese zorzal: la cabeza y las alas o restos de plumas nada más”, explica Arantza Leal.

En los dos últimos años, por desgracia, la puesta de esta pareja ha fracasado, pero esta temporada parece que todo va bien de momento. “Cruzamos los dedos para tener la suerte de presenciar el nacimiento de los pollos en cerca de un mes”, exclama Arantza Leal. Lla incubación puede durar entre unos 30 a 40 días. “Podremos seguir la evolución de la reproducción de estos halcones, llamados Colón y América, en breve gracias a la webcam. Una nueva ventana a la naturaleza, esta vez a la naturaleza urbana, que estará disponible junto a la webcam del buitre negro. No os la podéis perder”, anima Carlos Hernáez.

 

 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de