El profesor de Biología de la Universidad de Oviedo y experto en Cambio Climático, Ricardo Anadón, advirtió el pasado viernes de que muchas especies como las anchoas, las sardinas y el bonito desaparecerán de las costas asturianas y emigrarán a zonas del norte de Europa como uno de los principales efectos del cambio climático en el Principado.

Así de rotundo se mostró hoy Ricardo Anadón, en un encuentro con los periodistas, tras asistir hoy, en el Palacio Conde de Toreno de Oviedo, a la constitución oficial del Panel de Expertos del Cambio Climático, integrado por 44 personas de universidades y centros de investigación, que analizará el impacto en la región del calentamiento global.

La presentación corrió a cargo de la consejera asturiana de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Belén Fernández, y de la directora para la oficina de la Sostenibilidad y Cambio Climático, Nieves Roqueñí.

El profesor de la Universidad de Oviedo manifestó que la temperatura aumenta cada década 1,7 grados en España por lo que dentro de 50 años e podrían registrar en en el sur de España temperaturas cercanas a los 50 grados "insoportables para las personas", apuntó.

El experto señaló que los efectos del cambio climático serán perjudiciales para el ecosistemas como para los sectores económicos sociales. Uno de los ejemplos, apuntó Anadón es que "los pescadores tendrán que emplear más combustible para adentrarse en zonas del norte, por lo tanto será más caro" y también destacó que "cambiarán los índices del turismo ya que las temperaturas serán más calidas en el norte de Europa".

Respecto a la fauna, el profesor de Biología manifestó que, hoy en día, están surgiendo nuevas especies animales en el Principado de Asturias, al igual que otras especies "tienden a la desaparición", aunque señaló que "todavía es pronto para determinar los animales más sensibles al cambio climático".

Por su parte, la consejera destacó la heterogeneidad de los miembros del equipo, procedentes de diversas disciplinas, y aseguró que esta composición "garantiza un trabajo completo y de calidad que sin duda servirá para ayudar a gestores y políticos en la toma de decisiones para mitigar el cambio climático y planificar estrategias de adaptación".

Los miembros del panel se han reunido por primera vez en Asturias para diseñar su estrategia de trabajo hasta finales de año. Este primer encuentro supone la constitución oficial del grupo de expertos, que se repartirá en once equipos de trabajo.

Son los siguientes: clima pasado y futuro; biodiversidad; costas y océano; recursos hídricos; sector agrícola y forestal; riesgos naturales; sector turístico; sector energético; captura y almacenamiento de dióxido de carbono; salud humana; y economía.

Una de las actuaciones más inmediatas es la elaboración de un informe denominado Evidencias y Efectos Potenciales del Cambio Climático en Asturias, que pondrá a disposición de todos los agentes sociales los conocimientos existentes en la actualidad sobre el calentamiento global, los efectos que ya se están produciendo y las perspectivas de futuro en un amplio abanico de sectores sociales, económicos y medioambientales.

Este documento, que deberá estar concluido entre finales de este año y principios de 2009, incluirá además una estimación cualitativa y cuantitativa sobre los cambios que se esperan en el clima de la región durante el siglo XXI y propondrá en qué áreas hay que impulsar la investigación para cubrir las lagunas de conocimiento.

El equipo de expertos considera imprescindible este trabajo para poder tomar las medidas oportunas que faciliten la mitigación del cambio climático y ayuden a poner en marcha estrategias de adaptación a las nuevas situaciones que se prevén de cara al futuro. "La prontitud con la que se realice esta adaptación planificada puede disminuir la vulnerabilidad a los impactos, además de reducir sus costes", aseguran los expertos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de