La nueva normativa de la gripe aviar fue publicada ayer en BOE. Esta Orden, por la que se establecen medidas específicas de protección, determina que “(…)en determinados municipios se podrán autorizar ciertas medias como la utilización de señuelos para la caza de aves o para muestreo, dentro de programas de vigilancia de gripe aviar”.

Según las nueva norma, estas aves serán susceptibles de ser autorizadas para su uso como reclamo, deberán estar registradas, identificadas mediante sistemas de anillado y supervisadas por la autoridad competente.

La autorización de estas medias “sólo será posible tras una evaluación de riesgo favorable y tras comprobar la aplicación de las medidas de bioseguridad adecuadas”.

El mantenimiento de estas aves se hará bajo “estricta separación de otras aves cautivas”, y se someterán a un sistema específico de vigilancia, registro y notificación del estado de salud, y de las pruebas de laboratorio en relación con la gripe aviar al final de cada temporada de caza o en caso de muerte.

La normativa, que sustituye a la vigente desde 2006, obliga también a realizar una limpieza y desinfección de los medios de transporte y equipos usados para el desplazamiento.

La UNAC está de acuerdo

La Unión Nacional de Asociaciones de Caza, que había solicitado en julio una revisión de las medidas establñecidas en la anterior normativa, ha declarado que se encuentra conforme con esta nueva Orden. “La valoramos positivamente como un primer paso para lograr una adecuación de las restricciones originadas por la gripe aviar a la realidad de nuestro país”. La Unión espera que las Comunidades Autónomas haga efectiva esta normativa facilitando a los interesados “los mecanismos adecuados y sencillos para ellos”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de