Un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad del País Vasco (UPV), dirigido por el profesor Javier Elorza, ha identificado malformaciones en la ostra Crassostrea gigas provocadas por un componente de las pinturas antiincrustantes de los barcos.

La “ostra Crassostrea gigas” es muy abundante en los puertos deportivos de la Ría de Bilbao, en concreto, en Zierbena, Getxo y Plentzia.

En estos puertos resulta evidente la contaminación sufrida, tanto ocasional como crónica.

El estudio se ha realizado comparando esta especie, proveniente de Japón, con las producidas en el parque de cultivo “Ostranor”, en San Vicente de la Barquera,libre de contaminación.

El trabajo fue presentado en la conferencia “Travesía por la ría en el Euskal Herría”, celebrada en noviembre.

Según los investigadores, esta especie invasora (Crassostrea gigas) “es un excelente bioindicador, de bajo coste, de la contaminación marina”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de