El Lobo Mexicano, subespecie del lobo gris (Canis lupus baileyi) es una especie que en nuestro país se encuentra en grave peligro de extinción, los motivos son varios: la falta de información en los años cincuentas que los consideraban portadores de la rabia y que provocará una campaña de exterminio, por otra parte, la extensión ganadera fueron afectando su hábitat. De los años cincuenta a la fecha, la suerte de los lobos no ha sido nada buena, ya que actualmente sólo existen 283 lobos en el mundo de esta subespecie del lobo gris, y de ellos aproximadamente el 95 por ciento se encuentra en zoológicos o en un área de rehabilitación.

Esta es la primer ocasión que México logra el nacimiento de lobos mexicanos por inseminación artificial, gracias a un programa binacional entre México y Estados Unidos, que busca la recuperación de la especie, tanto en cautiverio como de forma silvestre y que en un futuro podría dar la liberación en áreas de distribución natural, en el país en estados como Sonora, Chihuahua, Zacatecas, San Luis Potosí y Durango.

La llegada de esta nueva camada es un gran acontecimiento a nivel internacional en cuanto a la conservación de la especie y el valor genético. De tan solo cuatro meses las dos nuevas crías de lobos fueron Presentadas por la Secretaria de Medio Ambiente del Gobierno del Distrito Federal, Tanya Muller García y el Director General de Zoológicos y Vida Silvestre M. en C. Juan Arturo Rivera Rebolledo. Nacidos el 26 de mayo en el Zoológico de Chapultepec, su padre se llama Perkins proveniente de Estados Unidos fue quien donó su semen y la madre de nombre Ezita (Kaiulma) del estado de Tamaulipas México, quien recibió la inseminación.

Ezita de 11 años de edad, después de la inseminación estuvo en observación y cuidados rigurosos durante los dos meses siguientes, siendo una madre capaz de amantar por si misma a sus crías y ahora participa en su desarrollo

Cabe destacar que la hembra es una de los dos últimos ejemplares vivientes del linaje de lobos “San Juan de Aragón” con los que se dio inicio al programa binacional para la reproducción de la especie. Los zoológicos de Chapultepec, San Juan de Aragón y el de Coyotes son líderes en la reproducción de esta especia, logrando el nacimiento de 150 crías desde el inicio del programa.

La distribución de este magnífico animal en la República Mexicana, se ubica, o se ubicaba, entre los estados de Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí, el Bajío y la meseta central, llegando incluso hasta Oaxaca; esto es, entre las dos grandes cadenas de montañas llamadas Sierras Madre Oriental y Occidental, respectivamente, y hasta poco más al sur que el Eje Neovolcánico.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de