La Fundación Biodiversidad, coordinadora del proyecto, ha participado junto con otros socios del proyecto en esta visita organizada por SEO/Birdlife en colaboración con la Royal Society for the Protection of Birds (RSPB) entre los días 21 y 24 de abril.

Manejo activo del hábitat

Durante las jornadas de campo, los técnicos del proyecto y de la RSPB visitaron distintas áreas de la Reserva de Abernethy, así como otros bosques próximos en los que también se llevan a cabo actuaciones para favorecer las poblaciones de urogallo.

Pese a las diferencias entre los pinares escoceses y la cordillera Cantábrica, son aplicables varias experiencias en la gestión de las poblaciones de esta especie, que se encuentran en riesgo de extinción.

Según los socios del proyecto LIFE+ Urogallo cantábrico, la conservación del urogallo requiere de una gestión activa de sus hábitats, tal y como ocurre en todos los lugares europeos con poblaciones aisladas y fragmentadas de esta especie (Escocia, Francia, Alemania y Polonia). Asimismo, consideran necesario actuar de manera conjunta sobre el máximo número de factores de amenaza, evaluar los resultados y seguir avanzando en su conocimiento.

En el caso de Escocia, las actuaciones en la gestión de estas poblaciones han consistido fundamentalmente en favorecer la heterogeneidad de los bosques mediante clareos, desbroces y quemas controladas, cuyo objetivo es potenciar la presencia del arándano en el sotobosque y conseguir mantener hábitats variados que la especie utiliza en los distintos periodos del año, como áreas abiertas con presencia de árboles viejos y de gran tamaño, zonas con abundante madera muerta en el suelo o territorios en los que no se realiza ninguna actuación con una densidad elevada de árboles.

Para que la estructura de la vegetación no se deteriore, también se desarrollan controles poblacionales de ciervo, cuya presencia en densidades elevadas perjudica el crecimiento del arándano y la regeneración natural de los bosques.

A excepción de las quemas controladas, estas prácticas son muy similares a las que se han incluido en el manual del manejo del hábitat para la conservación del urogallo cantábrico, elaborado por el LIFE+ Urogallo cantábrico.

Molestias y depredadores factores limitantes

Durante la visita se ha observado que existen factores que actúan negativamente sobre las poblaciones de urogallo. Por un lado, las molestias humanas debido a la gran presión turística especialmente en determinadas épocas del año y a la elevada densidad de pistas y caminos, que parece afectar especialmente a las hembras y, por otro, la depredación, que es mayor en los bosques que se encuentran más próximos a zonas agrícolas.

Para reducir las molestias en estos casos, desde Escocia recomiendan seguir los caminos marcados y llevar los perros atados. Además, se han cerrado y restaurado pistas y sendas. También se estudian métodos para disminuir el efecto de la depredación, como la instalación de puntos de alimentación suplementarios para carnívoros o la translocación de los mismos a otras zonas.

Conocer otras experiencias

Desde el comienzo del proyecto, el equipo del LIFE+ Urogallo cantábrico ha participado en reuniones técnicas y seminarios internacionales con el objetivo de conocer más en profundidad otras experiencias de recuperación de la especie. Además de organizar dos reuniones técnicas con la RSPB, el LIFE+ Urogallo cantábrico ha visitado el equipo del proyecto Gallipyr (Red Pirenaica de Galliformes de Montaña) en Orlu Formiguères (Francia), para conocer las experiencias francesas de manejo forestal y control de depredadores para la conservación de la especie. También se ha conocido el trabajo de la Región de Lorraine en Francia, que lidera el LIFE+ Tétras Vosges y que, en 2012, visitó el LIFE+ Urogallo cantábrico en la cordillera Cantábrica, para conocer in situ las actuaciones de conservación y mejora de hábitat llevadas a cabo en el marco del proyecto. Estos intercambios internacionales están siendo de gran utilidad para la aplicación de diversas medidas de gestión forestal para las poblaciones de urogallo cantábrico.

LIFE+ Urogallo Cantábrico

El proyecto LIFE+ “Programa de acciones urgentes para la conservación del urogallo (Tetrao urogallus cantabricus) y su hábitat en la cordillera Cantábrica” tiene como objetivo fundamental frenar el declive de esta subespecie exclusiva del Noroeste de la Península Ibérica y fomentar su recuperación.

Las acciones del proyecto pretenden mejorar su estado de conservación y el de su hábitat, promover la educación ambiental y fomentar la sensibilización y participación de la sociedad.

El área de actuación comprende 16 ZEPA de la Red Natura 2000 en la cordillera Cantábrica y se desarrolla entre octubre de 2010 y septiembre de 2014. El proyecto, coordinado por la Fundación Biodiversidad, está cofinanciado al 50% través del programa LIFE+, instrumento financiero de la Unión Europea para el medio ambiente, y cuenta como socios con las Comunidades Autónomas de Cantabria, Principado de Asturias y Castilla y León, esta última a través de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León; el Consorcio Interautonómico para la Gestión Coordinada del Parque Nacional de los Picos de Europa; SEO/BirdLife y con la financiación del Organismo Autónomo Parques Nacionales y la Fundación Iberdrola.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de