Se trata de una iniciativa para la educación y sensibilización de la población, que se enmarca dentro del proyecto Life+ “Corredores de Comunicación para la Conservación del Oso Pardo Cantábrico” desarrollado por la Fundación Oso Pardo.

El presidente de la Fundación Oso Pardo, Guillermo Palomero y los representantes de la Federación de Caza de Castilla y León han reafirmado, con su presencia, que la caza y la conservación de las especies son compatibles y necesarias.

Con este manual de buenas prácticas se pretende ayudar a mejorar el conocimiento del oso y de sus indicios de presencia. El material, del que se han editado dos mil ejemplares, consta de un libro y un DVD que describen medidas de comportamiento y precaución, consejos, recomendaciones y advertencias para cazadores en zonas oseras para evitar interferencias y limitar al máximo las incidencias que puedan producirse. Una buena parte del área de distribución del oso pardo en Castilla y León coincide con cotos privados de caza y reservas regionales de caza, lo que obliga a extremar las precauciones para evitar accidentes indeseados, molestias o perjuicios a la especie y a trabajar intensamente en la compatibilización de la gestión del oso pardo con el mantenimiento de la actividad cinegética. Toda esta información que se distribuirá entre cazadores de las reservas y cotos y los Servicios Territoriales de la Junta de Castilla y León. Se puede consultar también a través de la página web de la Junta.

Antonio Silván ha asegurado que “una buena gestión de la fauna silvestre debe conjugar los intereses de los diferentes sectores implicados” y ha insistido en que “debemos defender la actividad económica y social de los castellanos y leoneses con la protección de todo nuestro patrimonio natural”. Además, durante la presentación se ha destacado la contribución de los cazadores a la conservación y control. De hecho, el jabalí es la especie que puede plantear mayores problemas de interferencia con el oso pardo y la caza contribuye a controlar su elevada población, que compite por la comida con los osos.

El Plan de Recuperación del Oso Pardo de Castilla y León contribuye a duplicar la población desde su puesta en marcha.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de