La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía contabilizó el pasado año 2009 a través del Programa Migres al menos 246.648 aves en su paso por el Estrecho de Gibraltar. Esta labor de seguimiento ha permitido establecer el número mínimo de aves que cruzaron esta zona, lo que pone de manifiesto la importancia de la región andaluza como lugar de paso para la avifauna entre dos continentes. El dato se ha dado a conocer coincidiendo con el Día Mundial de las Aves Migratorias, una iniciativa dedicada a poner en valor estas especies y a promover su conservación a nivel mundial. Dicho evento cumple su quinto año consecutivo de celebración y en esta ocasión, bajo el lema ‘Cada especie cuenta’, se centra principalmente en la importancia de conservar las poblaciones amenazadas de estas especies.

Las estimaciones realizadas a nivel global señalan que el 12,4% del total de las 9.865 especies de aves existentes en el mundo están actualmente clasificadas como amenazadas. Además, aproximadamente 30 de las 192 especies consideradas en Peligro Crítico son migratorias y realizan regularmente movimientos cíclicos entre las zonas de cría y de invernada. En este sentido, Andalucía es una de las regiones más importantes para la conservación de las aves migratorias, como demuestra el hecho de que el pasado año se contabilizasen 127.523 ejemplares de milano negro atravesando el Estrecho, además de 95.777 ejemplares de cigüeña blanca, 4.411 de culebrera europea, 8.786 de aguililla calzada, 4.732 de abejero europeo, o 2.409 de cigüeña negra, así como otras muchas especies de aves migratorias tanto amenazadas como no amenazadas.

El Día Mundial de las Aves Migratorias está organizado por las Secretarías del Acuerdo para la Conservación de las Aves Acuáticas Migratorias de África y Eurasia (AEWA) y de la Convención sobre Especies Migratorias (CMS) -dos tratados internacionales sobre la vida silvestre administrados por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA)- y otros socios. Al centrarse en "las aves migratorias en crisis" durante el Año Internacional de la Diversidad Biológica, el Día Mundial de las Aves Migratorias 2010 también destaca el papel que desempeñan las aves como indicadores del estado de salud de los ecosistemas, lo que permite poner de relieve los efectos negativos que la actual forma de vida de las sociedades humanas está teniendo en el planeta y en la diversidad biológica.

Por su parte, desde que fuese puesto en marcha por la Consejería de Medio Ambiente en el año 1997, el Programa Migres ha trabajado intensamente en colaboración con entidades como la Sociedad Española de Ornitología con el doble objetivo de difundir entre la sociedad la importancia y la dimensión del fenómeno de la migración de aves en el Estrecho de Gibraltar y de obtener información biológica relevante sobre dicho fenómeno.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de