La Subdirectora General de Biodiversidad del MARM, Marta García, estuvo presente en el primer seminario internacional del proyecto MEOMED, que trata de la Red de Jardines Botánicos del Mediterráneo y Oriente Medio, celebrado en la Alambra de Granada hasta el mañana.

MEOMED

Esta red, según García, “es una herramienta de comunicación e intercambio de información entre distintos agentes medioambientales y culturales del Mediterráneo”. Éstos agentes podrán durante la realización de estos foros, intercambiar ideas de cómo llevar a cabo este plan conjunto de remodelación, y habilitar los cauces de cooperación.

De esta manera, ya se han iniciado las obras de rehabilitación en el Jardín d´Essais en Rabat y la construcción del Jardín Botánico Andalusí de Jerusalén, y el Jardín Andalusí del Parque Público en Alepo.

Utilidad de los jardines

En cuanto a la conservación, ya son cientos los jardines que están comprometidos con la protección de la biodiversidad vegetal a través de investigación, cultivos, bancos de germoplasma, herbarios, educación y museos.

En estos jardines botánicos, ha resaltado García, “se conserva más de la tercera parte de las especies silvestres del planeta”, siendo algunos de ellos líderes a nivel mundial y teniendo influencia en las políticas de conservación tanto en sus propios países como a nivel internacional.

Por su parte, la Estrategia Global para la Conservación Vegetal, da una gran importancia a la conservación ex situ de los recursos vegetales, y fija como objetivo que el 60% de las especies vegetales amenazadas estén conservadas en jardines botánicos o bancos de germoplasma. También indica que preferentemente deben de estar en el país de origen, y que el 10% de ellas sea objeto de programas de recuperación y regeneración.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de