En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, ha explicado que esta nueva legislación promoverá medidas para garantizar el bienestar de animales y equilibrar la actividad investigadora y el bienestar animal, así como la calidad de la investigación con otros métodos alternativos.

Así, el nuevo Proyecto de Ley ampliará el ámbito de aplicación de las actuales normas de protección, que hasta ahora sólo se aplicaba a animales vertebrados. De esta forma, se extenderá a determinados invertebrados, como los cefalópodos, y a determinadas formas fetales de los mamíferos. Esto surge como consecuencia de la nueva legislación europea en materia de protección de los animales de experimentación, que incluye a los animales que deben ser objeto de protección en el ámbito de la experimentación y otros fines científicos en particular.

También se establecen normas de actuación de las Administraciones competentes para la autorización de los proyectos de experimentación u otros fines científicos en los que se utilicen animales, puesto que la nueva legislación europea prevé la necesidad de autorización de todos aquellos procedimientos en los que se utilicen animales y se fijan disposiciones específicas para regular cómo debe entenderse el silencio administrativo cuando se solicite dicha autorización.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de