Ha concluido ayer en Valencia la Conferencia Internacional de técnicos sobre el control en Europa del picudo rojo de las palmeras, que organizada por el MARM y la Comisión Europea en el marco de la Presidencia Española de la UE, ha contado con la presencia de expertos y responsables de todos los Estados Miembros de la Unión Europea afectados y otros expertos internacionales

En este foro se ha estudiado la situación y la adopción de una nueva estrategia para la erradicación y el control de este insecto, que servirá para modificar la legislación comunitaria vigente, adaptándola a los nuevos conocimientos científicos, para hacer frente a este organismo nocivo que afecta a un amplio rango de palmeras, incluyendo las palmeras datileras, las palmeras canarias, los cocoteros y las palmeras del género Areca.

Durante las sesiones de trabajo se ha llevado a cabo una revisión de la situación de la plagas en los países mediterráneos afectados, incluido Portugal, haciendo especial hincapié en las medidas adoptadas por España, Francia e Italia y la problemática derivada de la erradicación de la plaga en estos países.

Los expertos han intercambiado sus experiencias técnicas y han establecido las mejores prácticas para combatir el organismo a la luz de los progresos habidos en el conocimiento del mismo y de las técnicas de detección y control de sus poblaciones.

En este sentido se ha reconocido la gravedad de la situación de la plaga en la Unión Europea, donde aparentemente continúa su dispersión encontrándose ya presente en todos los países mediterráneos, incluido Portugal y se ha coincidido en que el objetivo debe seguir siendo la erradicación de la plaga, si bien en determinadas zonas los primeros esfuerzos deben centrarse en contener esta plaga para después abordar la erradicación.

Cara a la nueva estrategia, se ha constatado la necesidad de intensificar la coordinación entre todas las Administraciones, incluyendo a los propietarios privados, como factor esencial para alcanzar estos objetivos, así como potenciar los controles de importaciones de palmeras procedentes de terceros países y mejorar el control del comercio intracomunitario.

Los expertos también han coincidido en la necesidad de fomentar la investigación, así como el desarrollo de nuevas tecnologías orientadas a la detección precoz y a la prevención y lucha contra la plaga.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de