Las choperas contribuyen a conservar los suelos, controlar la erosión y a la defensa frente a las inundaciones de poblaciones, cultivos y comunicaciones. Además, proporcionan trabajo en el ámbito rural, aportan beneficios directos mediante el aprovechamiento de la madera y suministran espacios aptos para su utilización recreativa. Por todo ello, mantener y aumentar la superficie de la masa forestal de choperas es un objetivo constante de la Gobierno regional y de las administraciones locales de Castilla y León.
 
Actualmente, existen en la Comunidad cerca de 75.000 hectáreas de choperas, lo que supone el 65% del total nacional, que producen más del 20% de la madera regional.
 
Desde finales de 2009, se inició un nuevo programa con el objetivo de fomentar las plantaciones de chopo en la región y mejorar la gestión de las choperas. En estos tres años, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha actuado sobre una superficie de 3.077 hectáreas a través de 196 convenios suscritos con las entidades propietarias de los terrenos (Se adjunta tabla con datos por provincias). Cabe destacar que León acapara el 50% de la superficie con 1.563 hectáreas dedicadas a esta planta. En los dos últimos años se han enajenado por subasta pública 36.313 metros cúbicos de madera de chopo para chapa con un valor superior a 2,3 millones de euros, por lo que el valor medio del metro cúbico de madera se sitúa en 65,9 euros
 
En 2012 y en los próximos años, se pretende continuar a un ritmo más o menos constante de incremento anual de 1.000 hectáreas gestionadas, con una inversión prevista de 1,7 millones de euros al año.
 
En la actualidad, en el aprovechamiento tradicional del chopo, un 80% de la madera se destina al desenrollo, mientras que el 20% restante es destinado a productos de menor valor -aserrío de pequeña dimensión, tableros de reconstitución, etc-.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de