La Directora General de Evaluación y Calidad Ambiental y Medio Natural del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Guillermina Yanguas, ha asistido, en la sede de la Fundación Biodiversidad del propio Ministerio, a la reunión con los Directores Generales de las entidades y administraciones que participan en el proyecto de conservación LIFE+ Urogallo cantábrico. El objetivo de la misma era conocer los avances obtenidos y definir los pasos a seguir para tratar de frenar el declive de esta subespecie en peligro de extinción.

A esta reunión, presidida por Sonia Castañeda, directora de la Fundación Biodiversidad, han asistido también Francisco Javier Manrique, Director General de Montes y Conservación de la Naturaleza del Gobierno de Cantabria,  Serafina Álvarez, Directora General de Recursos Naturales del Principado de Asturias, José Ángel Arranz, Director General de Medio Natural de la Junta de Castilla y León, Rafael Landín, Director de la Fundación Iberdrola, y Asunción Ruiz, Directora Ejecutiva de SEO/BirdLife. Asimismo, participó también el Comité de Gestión del proyecto representado por el director del mismo, Ignacio Torres.

En la reunión se ha acordado realizar un programa de seguimiento científico de los resultados que se obtengan, para evaluar la eficacia de estas medidas a medio y largo plazo y verificar el cumplimiento de los objetivos marcados. Para ello, se seguirán las pautas establecidas en los documentos técnicos elaborados en el marco del proyecto, y se trabajará junto con el Comité Científico, donde participan todos los socios beneficiarios y expertos de instituciones científicas y académicas nacionales e internacionales.

Por otro lado, se han comentado los resultados del programa de cría del centro de Sobrescobio (Parque Natural de Redes, Asturias), subrayando la complejidad del proceso de cría y del programa de captura, marcaje y retirada de puestas, que han dificultado también el desarrollo del programa de reforzamiento. El objetivo último es obtener ejemplares preparados para su liberación en el medio natural y que puedan formar parte de la población silvestre, obteniendo unas cifras de productividad más elevadas y mejorando los resultados obtenidos en los tres últimos años. También se ha contemplado la posibilidad de distribuir el stock genético entre más centros.

Asimismo, se ha recalcado la necesidad de elaborar un censo de las dos poblaciones de urogallo en España -cantábrica y pirenaica-, para realizar una estimación de la población nacional y evaluar su actual estado de conservación.   

El LIFE+ Urogallo cantábrico, coordinado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, tiene como objetivo fundamental frenar el declive de esta subespecie exclusiva del Noroeste de la Península Ibérica y fomentar su recuperación. El proyecto, cofinanciado al 50% través del programa LIFE+, instrumento financiero de la Unión Europea para el medio ambiente, cuenta como socios con las Comunidades Autónomas de Cantabria, Principado de Asturias y Castilla y León, esta última a través de la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León; el Consorcio Interautonómico para la Gestión Coordinada del Parque Nacional de los Picos de Europa; Tragsa y Tragsatec, SEO/BirdLife y con la financiación del Organismo Autónomo Parques Nacionales y la Fundación Iberdrola.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de