El objetivo principal de este estudio será evitar los varamientos accidentales de estos cetáceos.El varamiento accidental implica una llegada a tierra de un cetáceo por desorientación. Según el departamento de Fisiología Animal de la Universidad Complutense de Madrid la desorientación se produce por la alteración de su sistema de ecolocalización, debido a problemas auditivos o cerebrales, contaminación acústica de las aguas o por sónares militares. Estos sónares producen fallos en el sistema de emisión y recepción de ecos por parte de estos mamíferos

El acuerdo firmado por los Gobiernos canario y de España en noviembre de 2007 sobre el estudio y protección de estos mamíferos marinos destaca la aplicación del principio de máxima precaución. Es decir,  no podrán emplearse sónares de baja y media frecuencia a menos de 50 millas náuticas del límite exterior de las zonas hábitat ni realizarse explosiones submarinas.

Canarias protege a sus cetáceos

En la actualidad, Canarias se encuentra llevando a cabo  importantes estudios sobre mamíferos marinos, que sirven de referente a  nivel mundial. Según datos de la Sociedad para el Estudio de los Cetáceos en el Archipiélago Canario (SECAC),se ha constatado la presencia de 26 especies de cetáceos en las Islas.

Esto convierte a las Islas  Canarias en una región de gran diversidad y  riqueza biológica. Especies como el calderón tropical (Globicephala macrorhynchus), el delfín de dientes rugosos (Steno bredanensis), el delfín moteado Atlántico (Stenella frontalis) o el rorcual tropical (Balaenoptera edeni) son habituales en sus aguas.

Programas  como EMECETUS y MACETUS, que permiten un estudio y monitorización continua de estos mamíferos aportan nuevos de datos sobre la estructura poblacional, distribución, movimientos y usos del hábitat de estas cuatro especies de cetáceos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de