La parada temporal de la flota tendrá carácter voluntario y se podrán acoger los barcos dependientes de la pesquería
El Secretario General de Pesca del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Andrés Hermida, se hreunió ayer por la tarde con los representantes de la flota de cerco que faena en las zonas CIEM VIII c (Caladero Cantábrico Noroeste)  y IX a (Golfo de Cádiz) y de las Comunidades Autónomas del País Vasco, Cantabria, Asturias, Galicia y Andalucía,  para valorar la situación de la pesquería de la sardina después del cierre provisional del pasado 20 de septiembre.  
En la reunión Hermida ha presentado una exposición detallada sobre  la situación actual de la pesquería y de la flota tras la prohibición de desembarcar sardina. Un cierre adoptado como consecuencia de la puesta en marcha del plan de gestión, acordado con Portugal,  destinado a lograr recuperación del stock para alcanzar una explotación sostenible, de acuerdo con los dictámenes científicos.
Por ello, y atendiendo al compromiso del Ministerio, el secretario general ha anunciado que, para minimizar el impacto económico  ocasionado por este cierre, se arbitrarán medidas de compensación para aquellos armadores y sus tripulantes que, con carácter voluntario, paren  su actividad. 
Estas medidas consistirán en ayudas por un periodo máximo de 45 días entre los meses de octubre y noviembre.
En los próximos días, se remitirá al sector y a la Comunidades Autónomas los proyectos normativos que regularán estas ayudas.