Litoral Cantábrico
Litoral Cantábrico

La campaña RadProf0209 finalizó el sábado 14 de febrero con sus objetivos principales cubiertos, aunque ha tenido que reducir una buena parte del muestreo previsto debido a las condiciones meteorológicas, teniendo que realizar arribadas forzosas en Coruña, Santander y Gijón. A partir de las series de registros, se ha constatado un calentamiento local muy acentuado de la columna de agua del mar, especialmente en los primeros 1.000 metros desde principios de los 90(0.3º C en 15 años).

Gracias a la periodicidad de los datos tomados los últimos años, se ha podido precisar ciertos procesos con mayor detalle, comprobando como la secuencia de años cálidos con eventos fríos en 2005 y 2006 han tenido como resultado una inyección de calor hasta niveles intermedios de 300-500 metros, o como las propiedades de las aguas a niveles en torno a 2.000 metros fluctúan de acuerdo a los cambios meteorológicos en su remota región de origen, el Mar del Labrador.

El frío invierno que estamos padeciendo ha producido una fría y profunda capa de mezcla, con mas de 250 m tanto en el Oeste de Galicia (radial de Finisterre) como en el Mar Cantábrico, con temperaturas superficiales en algunos casos inferiores a 12º C. Se va a efectuar un cercano seguimiento de las condiciones oceanográficas en el próximo mes del Radial de Santander, así como tras el refondeo de la boya AGL, tras su desgajamiento de la posición de fondeo por el temporal del 24 de enero en el que registró una ola de mas de 26m.

El objetivo de la campaña RadProf0209 es mantener un sistema observacional que evite la pérdida irrecuperable de información climática potencialmente crítica durante los próximos años, con la ambición de que en el futuro se establezcan planes de monitorización permanente como parte de una estrategia nacional de observación del clima. En estas campañas se muestrean las propiedades físico-químicas de la columna de agua (temperatura, sales disueltas, oxígeno, carbono, nutrientes) y algunas medidas relacionadas con el plancton a lo largo de tres transectos, en Finisterre, Ortegal y Santander. Esto se hace tanto a partir de sondas con sensores electrónicos como con la recogida de muestras de agua de diferentes niveles. También se despliegan en Finisterre y Santander dos líneas de correntómetros (un equivalente a veletas y anemómetros
submarinos que se dejan sumergidos grabando datos a lo largo de un año). El muestreo se complementa con medidas directas de las corrientes marinas a lo largo del recorrido.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de