Como informó ayer el diario Ambientum, el gobierno ha puesto frenos a la actividad pesquera de arrastre. Según Oceana,el problema este tipo de pesca  radica en que las redes barren grandes áreas del fondo del mar, capturando todo lo que esté en su camino, incluyendo peces no deseados, pequeños organismos y especies marinas amenazadas o en peligro de extinción.

Esta paralización temporal podrá realizarse hasta el 31 de diciembre de este año. Espinosa ha recordado que la paralización voluntaria de 90 días que afecta puede realizarse en tres períodos de 30 días cada uno, desde el 1 de agosto de 2008 hasta el 31 de diciembre de 2009. Se calcula que una tercera parte de los pagos se efectuará en 2010.

Los pagos se realizan a través del Instituto Social de la Marina (ISM), organismo encargado de su gestión, mediante fondos transferidos por el Ministerio de Medio Ambiente, y Medio Rural y Marino a la Tesorería General de la Seguridad Social.

Según las previsiones del ISM, el total de la paralización temporal afectará a 1.025 trabajadores. 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de