El 3 de abril arranca la nueva temporada en La Rioja en la que también se crearán dos tramos de captura y suelta de ciprínidos en el Ebro.

El director general de Medio Natural, Miguel Urbiola, ha presentado  la Orden de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente que regula las condiciones y periodos hábiles para el ejercicio de la pesca en aguas de La Rioja durante 2016, y que “incorpora algunos cambios normativos de interés impulsados, en muchos casos, a petición de las entidades colaboradoras”.

La nueva temporada de pesca arrancará en La Rioja el próximo 3 de abril y finalizará, de forma generalizada, el 15 de agosto. 

Las novedades de este año afectan por un lado, a la pesca de las especies de ciprínidos autóctonas (barbo común, cachuelo, loína, foxino, tenca, y también carpín y carpa), y también a la pesca de la trucha común, a raíz de los últimos muestreos realizados en los ríos riojanos.

Como en años anteriores, la Dirección General de Medio Natural va a editar 10.000 ejemplares de un folleto informativo que recoge los aspectos más destacados de la orden y que podrá obtenerse en las dependencias de la Consejería, en las oficinas de Atención al Ciudadano del Gobierno de La Rioja, y también consultarse en internet a través de la web www.larioja.org/medioambiente

Dos zonas de captura y suelta de ciprínidos

Por lo que respecta a los ciprínidos autóctonos, Miguel Urbiola ha explicado que “se ha detectado una regresión de sus poblaciones en todo el Ebro, tanto por alteraciones del hábitat como por la presencia cada vez más importante de las especies exóticas”. En este sentido, en línea con lo que han hecho otras comunidades autónomas limítrofes y a instancia de las propias entidades colaboradoras, se han adoptado dos medidas. La primera pasa por continuar con la reducción de cupos en algunas especies; así, se reducen los cupos de barbo de montaña y de loína, que pasan de 20 a 10, y se mantiene la restricción de la temporada anterior de cero carpas en el embalse de Valbornedo.

La novedad más significativa de la temporada en la pesca de ciprínidos autóctonos es la creación de dos espacios de pesca de captura y suelta en el Ebro, en Logroño y Calahorra, ambos a solicitud de las sociedades de pescadores y con el apoyo de ambos Ayuntamientos.

4 truchas como máximo y cucharillas de un solo anzuelo

La pesca de la trucha común también incorporará algunas novedades motivadas por los datos negativos que han arrojado los muestreos en las zonas de mayor presión, especialmente para las tallas de alevín, posiblemente a raíz de las avenidas de principios del pasado 2015 y de la ausencia de repoblaciones de alevín de la piscifactoría de Brieva por un puntual problema sanitario.

En este contexto, La Rioja ha creído oportuno aplicar las medidas ya adoptadas por las vecinas Castilla y León, Aragón, Álava y Navarra para minimizar la extracción y el daño a los peces de tallas inferiores, y que también comparten las sociedades de pescadores riojanas. Una de ellas es la prohibición del uso de la cucharilla tradicional de tres anzuelos con arponcillo en aguas trucheras, por lo que sólo se podrá pescar con cucharillas y peces artificiales de un solo anzuelo y sin arponcillo o con este rematado, con el fin de evitar los daños provocados en la extracción de la cucharilla en peces de tallas menores.

No obstante, se podrán seguir usando las cucharillas tradicionales en las aguas de gestión intensiva como Ortigosa y los cotos intensivos, y en aguas ciprinícolas como el Ebro y las balsas del Valle. También siguiendo la línea de otras regiones se ha reducido el cupo de capturas a cuatro truchas por pescador y día, en lugar de las cinco de las últimas campañas.

Dos nuevos tramos sin muerte

También conforme a lo que se ha venido haciendo en los últimos años y tratando de dar respuesta a la creciente demanda de aguas para la práctica de la pesca sin muerte se han creado dos nuevo tramos dedicados a esta modalidad. Uno de 2,3 km en el Medio Najerilla en la conocida zona de ‘La Bolacha’, entre la presa de la central de Anguiano próxima a ‘puente Llaría’ y la desembocadura del río Valvanera. 

El otro nuevo tramo sin muerte se ubica en el Iregua a su paso por Albelda, entre la presa del regadío Río Somero y la presa de Escuelas Pías.

En cuanto a cierres y aperturas, este año se cerrará de forma transitoria el coto intensivo de Arnedo, por acuerdo mutuo debido a la pérdida de las condiciones para la pesca por las crecidas del pasado mes de marzo. 

Por otro lado, en la nueva campaña de pesca se mantiene la rotación de vedados. Este año se mantienen vedados en el Tirón los tramos Leiva-Herramélluri y Ochánduri-Cuzcurrita; y se abren Herramélluri-Ochánduri y Cuzcurrita-Tirgo. 

En el Najerilla varían los siguientes: se vedan Alto Urbión, Canales, Ormazal, Portilla, Valvanera y Cárdenas y se abren Bajo Urbión, Gatón, Roñas y Tobía.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de