El director general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Pablo Saavedra, acompañado de la directora de la Fundación Biodiversidad, Sonia Castañeda, ha presentado en Mallorca los resultados del proyecto de Actuaciones de Conservación de la Costa, que en sus cuatro ediciones ya ha comprometido con su entorno a más de 660 chiringuitos y a 16.000 voluntarios.

Estos establecimientos se han comprometido con el Decálogo de Buenas Prácticas Medioambientales, una iniciativa que pretende orientar a los chiringuitos en la mejora de la gestión del espacio y los recursos. Para apoyar el cumplimiento del Decálogo se crearon los “Premios Chiringuitos Responsables“, que reconocen la labor que se realiza desde los establecimientos hosteleros a pie de playa para mejorar su eficiencia y relación con el entorno. En las tres ediciones celebradas hasta ahora ya han participado 175 chiringuitos, que han desarrollado cerca de 300 iniciativas para preservar las zonas del litoral, y se han repartido 53.500 euros en premios entre los 18 premiados de las tres anteriores ediciones.

Para la cuarta edición, que ha recibido más de 80 candidaturas pertenecientes a siete de las diez Comunidades Autónomas costeras, se repartirán 9.000 euros en seis premios. Uno de ellos, la “Mención Especial del Público”, será elegida por los propios clientes, que podrán reconocer a través de la red social Facebook la labor de los chiringuitos finalistas para esta categoría. 

Además, el Programa Playas, Ríos, Voluntariado y Custodia del Territorio viene desarrollando, desde 2012, actividades de conservación de playas y ríos a través del voluntariado. Las iniciativas, organizadas por una media anual de 40 entidades de custodia del territorio, han contado con la participación de más de 16.000 voluntarios.

Para la edición 2015 se han recibido más de 40 propuestas de 37 entidades de custodia del territorio en el marco del Programa de Playas, Ríos, Voluntariado y Custodia del Territorio, en las que se prevé la participación de más de 5.000 voluntarios.

El objetivo del programa es implicar a los ciudadanos en la conservación del litoral y las áreas que integran las cuencas hidrográficas intercomunitarias, estableciendo una red de voluntarios para el mantenimiento y la mejora de estos espacios a través de jornadas de voluntariado.

 



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de