Según informó el Ministerio la recarga de arena llevada a cabo por la Demarcación de Costas de Girona, dependiente de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar, del Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, en la playa de S Abanell, entre los días 23 de abril y 4 de mayo del presente año consistió en la aportación de 165.000 metros cúbicos de arena.

Esta arena procede del dragado del banco de áridos situado frente a la desembocadura del río Tordera, entre 15 y 25 metros de profundidad, fuera del perfil activo de la playa, no afectando por tanto su extracción al tramo costero situado en las inmediaciones de la desembocadura, ni al de Blanes ni tampoco al de Malgrat. La zona de aportación ha sido la parte norte de la playa, hacia la punta Sa Palomera, en una longitud de unos 700 metros.

El ministerio destaca que la arena aportada "no se pierde" por la acción de los temporales, sino que se desplaza en sentido transversal, perpendicularmente a la orilla, y en sentido longitudinal, en este caso, con oleaje de levante, hacia el suroeste, lo cual supone un factor adicional de seguridad para la protección de la parte de la playa que no se ha regenerado en esta actuación. La disminución del ancho de playa producida tras el temporal del pasado fin de semana estaba pues revista y el comportamiento de la misma ha sido el esperado.

El proceso constructivo para la regeneración de la playa, según el proyecto redactado al efecto, ha consistido en la creación de una plataforma de playa seca con un ancho variable entre 50 y 60 metros, una cota sobre el nivel del mar de unos 2,5 metros y un talud aproximado de la parte sumergida de 1:8. Está previsto que una vez sometida la playa regenerada a la dinámica litoral, adopte un perfil de equilibrio con un ancho que variará entre 14,5 y 16,5 metros y un talud más tendido en la parte sumergida.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de