Más de 120 expertos reunidos en la VIII Conferencia Medioambiental de Regiones de Europa (ENCORE) -que concluyó el viernes en Zaragoza- suscribieron un compromiso con una "nueva visión y gestión" del agua para garantizar este recurso ante los efectos, cada vez más predecibles, del cambio climático, según EFEAGRO.

En el documento final del cónclave se exalta al agua como "el oro azul del siglo XXI", además de recordar que el uso racional y responsable de este recurso se ha convertido en uno de los retos más importantes a los que se enfrenta la humanidad.

Tras la clausura de la Conferencia, el consejero de Medio Ambiente de Aragón y presidente de ENCORE, Alfredo Boné, destacó el compromiso de las regiones europeas -en especial de las locales- para enfrentarse a un fenómeno global como el cambio climático y destacó que son las instituciones regionales y locales las que mejor conocen las necesidades de los ciudadanos y por ello pueden adoptar medidas más concretas y prácticas.

En el compromiso adoptado en Zaragoza, las regiones europeas apuestan por la eficacia de la investigación y la innovación tecnológica en la gestión ambiental, y se disponen a mejorar los mecanismos de colaboración y la cooperación público-privada, así como a encontrar soluciones transversales para el problema del agua.

Además, abogan por intensificar los mecanismos de participación social desde la sostenibilidad ambiental y económica y se proponen promover una gestión adecuada de los recursos hídricos que no ponga en peligro el suministro para las generaciones futuras.

Para lograrlo, el documento demanda que se avance en el conocimiento de los efectos de los contaminantes más extendidos, en la limpieza de los ecosistemas acuáticos, la creación de modelos para predecir sucesos hidrológicos extremos y el mantenimiento del equilibrio entre la oferta y la demanda, entre otros asuntos.

El encuentro también sirvió para aprobar el Plan de Acción de Aragón, que recoge las iniciativas que la ENCORE desarrollará entre 2008-2010 y establece las prioridades para este periodo: agua, cambio climático, desarrollo sostenible y biodiversidad.

Aragón será la encargada de conducir el grupo de trabajo sobre el agua, que estudiará la gestión integrada de las cuencas fluviales, la calidad del agua, la aplicación de las directivas marco del agua y la de inundaciones, y las sequías.

Hasta el año 2010 la comunidad aragonesa seguirá presidiendo ENCORE junto a la región polaca de Warmia-Masuriam, que asumirá dentro de dos años la organización del próximo plenario de la Conferencia.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de