Durante un desayuno con empresarios organizado por la consultora Kreab & Gavin Anderson, ha señalado que este es uno de los puntos que tienen que "mejorar" de la legislación actual, ya que, según ha recordado, el presupuesto en materia de aguas "ha bajado mucho".

Como ejemplo, ha apostado por captar capital privado para facilitar la puesta en marcha de las 900 depuradoras que faltan en España. "Un país que quiere ser un país de servicios, de turismo, un país como el nuestro, no puede permitirse fallar en algo como la depuración de aguas", ha añadido.

Otras reformas legislativas

Además, el secretario de Estado de Medio Ambiente ha mencionado el resto de reformas legislativas que Medio Ambiente quiere llevar a cabo. Entre ellas, se ha referido a la aprobación de una nueva legislación básica de Evaluación Ambiental, que impulse un procedimiento de evaluación "algo más previsible" que el actual y que también intente armonizar "en la medida de lo posible" las distintas legislaciones autonómicas; y a la de una nueva Ley de Parques Nacionales, que permita "recuperar presencia" al Estado.

Ramos ha justificado la realización de estas "modificaciones profundas" en la legislación medioambiental por el "desorden jurídico" que se encontraron al llegar al Ministerio. También ha incidido en que se encontraron con desórdenes en la ejecución del presupuesto, que les han obligado a ser "más estrictos", y en las infraestructuras hechas. A este respecto, ha mencionado las desaladoras y ha asegurado que, aunque "parece que no sirven", habrá que ver "cómo ponerlas en marcha".

Asimismo, Ramos ha destacado que este Ministerio "tiene que pensar a largo plazo". De hecho, ha indicado que "ahora mismo hay una crisis económica muy dura y muy compleja" y que, mientras que hay ministerios que "están trabajando a corto plazo para salvarla", hay otros, como es el caso del suyo, que "tienen que mirar un poco más allá".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de