Esta planta contará, a partir de 2012, con una capacidad de 60.000m³/día, y tratará las aguas procedentes de la refinería Petrochina, que producirá 800.000 toneladas de etileno al año a partir de 10 millones de toneladas de petróleo.

La planta de tratamiento construida por Suez Environnement permitirá reciclar un tercio de las aguas usadas que se reutilizarán en el proceso de refinación, con lo que se ahorrarán muchos recursos hídricos de la región.

La estación contará con una línea de tratamiento convencional y una línea de tratamiento terciaria. Más de un tercio de las aguas usadas se reutilizará gracias a una importante línea de tratamiento, nunca antes instalada en China, compuesta por una ozonación de 200 kg/hora, una filtración biológica, una etapa de ultrafiltración, ósmosis inversa y un tratamiento de las salmueras.

Además, esta línea también recibirá agua de lluvia tratada. El conjunto de las competencias de Degrémont se desarrollará con la ayuda experta de Ondeo Industrial Solutions en materia de tratamiento de efluentes industriales.

Esta empresa está presente en China desde hace 30 años a través de sus filiales Sino-French Holdings y Sino French Water Development (SFWD), Swire SITA Waste Services y Degrémont, especialistas en el tratamiento de aguas y de residuos a nivel mundial.

En 2008, registró un volumen de negocios superior a los 750 millones de euros en China. Y actualmente abastece, a través de sus colaboradores, agua potable a 76 millones de personas, proporciona servicios de saneamiento a 44 millones de personas y garantiza la recogida de residuos de 51 millones de personas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de