La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, avisó el pasado viernes de que nadie en la Unión Europea (UE) “es ajeno a un problema de sequía” y abogó por alcanzar un pacto hidráulico válido para todos los territorios y los ciudadanos de España.

En un encuentro con los medios de comunicación, Elena Espinosa dijo que España es un país con “experiencia” en los problemas de sequía y que al ser un país mediterráneo puede ser uno de los más afectados, en la UE, por este problema. “Nuestra intención es trabajar en un contexto europeo”, continuó la ministra, quien propuso que se instale en España el Observatorio Europeo de la Sequía.

Espinosa aprovechó para agradecer a los agricultores de regadío su esfuerzo económico por modernizar las explotaciones agrarias, ya que esto “contribuye a ese objetivo de que el agua sea un recurso para siempre de calidad para todos los ciudadanos”. Tras culminar un plan de choque para impulsar la modernización de las explotaciones, el Ministerio abordará un segundo plan.

La ministra dijo que la ejecución de las obras hidráulicas comprometidas continúa en Aragón, pese a que surjan “dificultades técnicas” o se aprueben proyectos alternativos, como en Biscarrués (Huesca). Espinosa afirmó que en el recrecimiento medio del pantano de Yesa se está invirtiendo un millón de euros mensual.

Sobre la ubicación en Aragón del Instituto del Cambio Climático, Elena Espinosa dijo que se valorará una vez concluya la celebración de la Exposición Internacional Zaragoza 2008 en colaboración con el Gobierno de Aragón. Elena Espinosa aplaudió la celebración de la Expo 2008 y confió en que se apliquen algunas de las propuestas planteadas durante el evento.

“SERENIDAD Y FIRMEZA”

Elena Espinosa se expresó así en un breve encuentro con los medios tras inaugurar el Día Europeo contra la Escasez de Agua y la Sequía, en la Sala de la Corona del Gobierno de Aragón, en el Edificio Pignatelli.

Durante la inauguración, el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, hizo una llamada a “combinar, en las políticas del agua, la serenidad para el debate, la participación de todas las voces, el sosiego en la toma de decisiones, la firmeza frente a lo innegociable y la responsabilidad política para ser capaces de sacar adelante lo que hayamos decidido”.

Iglesias aseveró que ni Zaragoza ni Aragón forman parte de la España húmeda y añadió que “los aragoneses hemos construido una especial sensibilidad con el agua”.

El jefe del Ejecutivo autónomo señaló que “los aragoneses fuimos pioneros en oponernos a las políticas del agua que plantean conflictos irresolubles y entre nosotros suenan absolutamente normales los criterios de gestión del agua desde la unidad de cuenca”.

Iglesias aseguró que “Aragón mantiene la convicción de que frente a problemas globales como la sequía o la escasez de agua, las soluciones locales son preferibles en función de su menor impacto social, ambiental o económico”.

En otro orden de cosas, destacó que esta comunidad autónoma “ha emprendido un ambicioso Plan de Saneamiento que hará que en muy poco tiempo todas las aguas residuales urbanas estén depuradas”.

Por su parte, el comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, aprovechó para anunciar un paquete de medidas que la Comisión Europea va a poner en marcha antes de fin de año para aminorar los efectos del cambio climático y ha asegurado que la escasez de agua en el mundo se agravará si no actuamos de manera inmediata.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de