La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, apostó ayer por una actividad pesquera "sostenible y responsable" para proteger los mares, en el acto de celebración del Día Mundial de los Océanos. "En el estado de salud de los mares y océanos reside el presente y futuro del sector pesquero y acuícola, una actividad que no puede restringirse a su función económica porque es la que mantiene un vínculo humano más estrecho, directo y antiguo con el medio ambiente marino", aseguró.

Así, destacó que con "unos mares y océanos enfermos y degradados todas las actividades relacionados con ellos resultan gravemente afectadas". Igualmente, recalcó que hay que "seguir dando la batalla contra la sobreexplotación de los mares y océanos y la pesca ilegal, ejerciendo una actividad pesquera sostenible y responsable para renovar su capacidad como para regenerar y recuperar los caladeros".

A su juicio, el nuevo ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino debe permitir conjugar, fusionar, gestionar y planificar "todavía mejor" el conjunto de acciones destinadas a conseguir un desarrollo sostenible. "En nuestros mares y océanos se sitúa el desarrollo de energías renovables, recursos minerales y genéticos, así como nuestras expectativas en la biotecnología y en la función de esas grandes masas de agua que van a desempeñar una función imprescindible para atenuar el cambio climático", aseguró.

El Cachucho, primer área marina protegida

Entre las principales medidas que desarrollará el Gobierno en los próximos años, recordó el compromiso de declarar cinco áreas marinas protegidas, que se unirán a la ya declarada de El Cachucho (Asturias), así como a ampliar la superficie marina con otras medidas de protección, como zonas protección pesquera, reservas marinas y arrecifes artificiales.

El secretario general del Mar, Juan Carlos Martín Fragueiro, añadió que las nuevas reservas marinas estarán en áreas del Banco de Galicia, isla de Alborán, Islas Columbretes, cañón del Cabo de Creus y Canal de Menoría. Igualmente, destacó que España también trabaja en el ámbito internacional para la creación de áreas marinas protegidas en alta mar.

Desde 2005, según comentó el Ministerio, comenzó junto con el Instituto Español de Oceanografía, una serie de proyectos encaminados a explorar y cartografiar los fondos marinos donde trabaja la flota de altura española, para localizar la presencia de posibles ecosistemas marinos vulnerables y proponer las medidas necesarias para su protección. Además, el Ministerio prevé contar con un nuevo buque de cooperación para la investigación del medio marino que pondrá a disposición de los países más necesitados.

Mientras, el director general del Instituto Español de Oceanografía, Enrique Tortosa, recalcó del conocimiento científico y la investigación tecnológica para la gestión sostenible del medio marino. En este sentido, recordó que en los últimos años España ya ha realizado cinco campañas en el atlántico sudoccidental en las que ha cartografiado y estudiado 30.000 kilómetros para identificar hábitat sensibles.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de