La Ministra de Medio Ambiente, Rural y marino, Elena Espinosa, ha afirmado que la actual política del agua llevada a cabo por el Gobierno tiene como objetivo superar definitivamente las carencias existentes en España en el control público del agua, en la garantía de los usos para cada territorio y en la eficiencia en todos estos usos.

Además, dice Espinosa, “también pretende adecuar la política del agua a la legislación” y a los criterios de la Unión Europea, introduciendo mayores exigencias de racionalidad económica, sostenibilidad ambiental y participación pública.

Elena Espinosa señaló ayer en Vigo que “la garantía de los usos, los recursos no convencionales, la recuperación y gestión medioambiental y la gestión de riesgos, como principales ámbitos de acción en la actual política del agua”.

La Ministra ha recordado que uno de los principales objetivos del Gobierno es el de de garantizar las diferentes demandas, tanto en abastecimiento como en las actividades económicas y de medio ambiente, para lo cual se han realizando una amplia batería de medidas y actuaciones.

Nuevas infraestructuras

Entre ellas ha citado la inversión en nuevas infraestructuras y la modernización de las existentes; los Planes Especiales de Sequía; la generación de recursos hídricos no convencionales como la desalinización y reutilización; la Estrategia Nacional de Restauración de Ríos; el Plan Nacional de Calidad de las Aguas o la modernización de regadíos para asegurar la actividad agraria. Respecto a la modernización de regadíos, Elena Espinosa ha destacado que el MARM está preparando un segundo Plan de Modernización, para esta legislatura, en el que se pondrá especial atención en el incremento de la eficiencia energética.

Por último, la ministra ha hecho hincapié en el esfuerzo que el Gobierno está llevando a cabo en la gestión de riesgos, como son la sequía y las inundaciones.

Vigilancia a través de la Red

En 2007, fueron aprobados los primeros Planes Especiales de Sequía. Además, recientemente se propuso a la Unión Europea la creación de un Observatorio Europeo de la Sequía, para el que se ha ofrecido que España albergue su sede. En cuanto a las inundaciones, Elena Espinosa ha recordado que el MARM ha puesto en marcha el sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables como elemento básico en la planificación territorial para la identificación y gestión adecuada de las zonas inundables con el objetivo de disminuir los daños frente a inundaciones y preservar el óptimo estado ecológico de los cauces. Mediante este Sistema, a través de Internet, se pondrán a disposición de las administraciones y ciudadanía todos los mapas de peligrosidad de inundaciones realizadas por el MARM y aquellos que aporten las Comunidades Autónomas dentro del ámbito de sus competencias.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de