Los servicios meteorológicos chinos han advertido de que el río Amarillo, el segundo más largo del país, podría sufrir graves inundaciones al tiempo que perduran las tormentas en el sur, las peores en décadas.

China, que ya ha padecido un terremoto devastador este año, ha sido escenario de inundaciones en todo el sur en los últimos días, en las que han fallecido 57 personas y que han obligado a desplazarse a 1,27 millones de personas, según las cifras del Ministerio de Asuntos Civiles.

La Autoridad Meteorológica Nacional también ha alertado de que el río Amarillo, de 5.500 kilómetros de longitud podría sufrir inundaciones "bastante grandes" durante el resto del año debido a las inusuales lluvias que se prevén. LAs precipitaciones de los próximos días "incrementarán la capacidad de destrucción de las inundaciones", por lo que "los esfuerzos de prevención de inundaciones y rescate están entrando en una fase crucial".

En el pasado, el río Amarillo, ha experimentado desbordes de agua, aunque en las últimas décadas ha visto más bien cómo escaseaba el agua.

La situación ha sido especialmente grave en Guangdong, la provincia sureña en la que tienen sus sedes los negocios más grandes del país. De hecho, hasta ayer habían fallecido 20 personas y otras ocho estaban desparecidas.

Pero las tormentas también han llevado el caos recientemente a Hong Kong, donde hubo inundaciones y corrimientos de tierra que obligaron a cerrar carreteras y a retrasar vuelos. Esta misma región y otras provincias también sufrieron tormentas de hielo en enero y febrero, así como las regiones devastadas por el terremoto del 12 de mayo, en el que murieron unas 69.000 personas.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de