El Consejo Ejecutivo del Govern catalán decidió ayer mantener las medidas de excepcionalidad vigentes en el decreto de la sequía, también la conexión del minitrasvase del Ebro con la red de aguas de Barcelona y Girona, pese a la recuperación del estado de los embalses catalanes, que ya superan el 42 de su capacidad, por las últimas lluvias.

Así lo anunció ayer la portavoz del Govern catalán, Aurora Massip, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo Ejecutivo, donde se decidió que continúen las restricciones y sanciones por malgastar agua, previstas por la situación de Excepcionalidad II, "hasta que se garantice que habrá agua suficiente en los embalses para que no tenga que haber cortes en el suministro de agua de boca".

También sobre sequía, la consellera catalana de Justicia, Montserrat Tura (PSC), indicó ayer que el Gobierno catalán "no tiene establecido" el porcentaje de reservas de agua potable en las cuencas internas de Catalunya suficiente para derogar el decreto de sequía. "No improvisaré ningún porcentaje", dijo la consellera, quien añadió que las actuales siguen siendo insuficientes.

Tura manifestó que que este mes de mayo ha sido "el más lluvioso del último siglo en Catalunya" y, pese a ello, las reservas actuales son unos diez puntos inferiores a las de hace un año, cuando ya estaba dictado el decreto de sequía.

Por ello, resaltó que se mantiene el decreto ante el déficit hídrico en su integridad y también "todas las actuaciones" anunciadas, entre ellas la construcción de la conexión del minitrasvase del Ebro con la red de aguas de Barcelona y Girona.

"No abrir mucho el grifo"

Ante esta situación, dijo que el Govern opta por "no abrir mucho el grifo", ya que el objetivo es que los pantanos "se llenen" para "hacer frente a los meses de mayor consumo" de agua, que son los de verano.

En este sentido, indicó que el uso de "mecanismos extraordinarios" como la llegada de barcos en el puerto de Barcelona cargados con agua potable o prepotabilizada permiten no gastar el agua que se está almacenando en los pantanos.

Precisamente, Tura dijo que los barcos, la recuperación de acuíferos y el reaprovechamiento del agua del freático y de antiguos sistemas de abastecimiento de agua que no se utilizaban ha contribuido al incremento de las reservas de los pantanos.

Recordó que el Consejo Ejecutivo analiza semana tras semana la sequía, que incluso hubo una reunión extraordinaria de los consellers sobre el tema, y que con las reservas actuales, el Govern "no decide cambiar ninguno de sus proyectos en materia de agua".

En su intervención, Tura también se refirió a que el río Ebro se desbordó ayer a la altura del municipio de Riba-roja d Ebre (Tarragona), en la comarca de la Ribera d Ebre. Concretamente, explicó que hay que "romper con una imagen difícil" de explicar que es la de que haya un decreto de sequía pese a estas precipitaciones.

Finalmente, se refirió a la presentación de un recurso por parte del Gobierno autónomo de Aragón contra el minitrasvase, y dijo que aunque el gobierno liderado por Marcelino Iglesias (PSOE) es libre de hacerlo, el Govern hubiera preferido que no lo hubiera hecho.

Tura recordó la posición unitaria del Govern catalán ante la sequía, el mismo día en que el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, pidió ayer al Gobierno central que derogue el Real Decreto-Ley del minitrasvase del Ebro a Barcelona ya que, después de las últimas lluvias, técnicamente "no hay sequía".



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de