La futura depuradora proyectada por la Entidad, está planificada para disminuir la carga de depuración que soporta actualmente la EDAR de Velilla de San Antonio. Para ello, recogerá los vertidos de aguas residuales generadas en los municipios de Santorcaz, Anchuelo, Villalbilla, Corpa, Valverde de Alcalá y Torres de la Alameda.

Con este objetivo, el Canal de Isabel II ha diseñado esta planta que tendrá una capacidad de tratamiento de hasta 26.000 metros cúbicos de agua residual al día, que corresponde a la carga contaminante producida por una población de 100.000 habitantes.

El proceso de depuración consiste en un tratamiento primario y un tratamiento biológico mediante fangos activados con eliminación biológica de nutrientes, mientras que la línea de fangos consta de espesamiento, digestión anaerobia y deshidratación.

Por último, y en la línea de completar el programa de depuración y reutilización, Plan Madrid Dpura, el Canal construirá en la nueva EDAR un tratamiento terciario que abastecerá a los municipios de Torres de la Alameda y Villalbilla, con el que se podrá regenerar un caudal de agua tratada de 3.000 metros cúbicos al día, que se destinarán al riego de alrededor de 160 hectáreas de zonas verdes y al baldeo de calles de estos municipios.

A la hora de proyectar dicha EDAR, la Entidad ya ha previsto una ampliación de la misma, que permitirá una capacidad de tratamiento de 39.000 metros cúbicos al día, correspondiente a la carga contaminante de 160.000 habitantes. En esas previsiones, también se ha contemplado una ampliación de regenerar hasta 4.500 m3/día de agua.

En la actualidad, el Canal de Isabel II gestiona un total de 150 EDAR, que en 2011 trataron un volumen de 537 millones de metros cúbicos.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de