Ecologistas en Acción Cataluña exigió hoy que la contaminación por uranio en dos ríos de la cuenca del Ródano (Francia) obligue a la Generalitat a olvidar la política de trasvases y a trabajar por una nueva cultura del agua.

La organización recordó que los ríos La Gaffière y Auzon, de la cuenca del Ródano, se encuentran contaminados por una fuga de uranio el pasado 1 de julio. Según informó la Autoridad de Seguridad Nuclear Francesa, 300 quilogramos del material radioactivo se desbordaron durante una operación nocturna de limpieza de un depósito de una instalación nuclear, quedando ambos ríos no aptos para captaciones de agua –para uso agrícola o suministro en general– y prohibidos para actividades deportivas, navegación o pesca.

Ecologistas en Acción pidió en consecuencia que “no se considere nunca más como solución el trasvase de agua potencialmente radioactiva desde ríos potencialmente peligrosos” y demandó continuar trabajando para impulsar una Nueva Cultura del Agua.

“La Generalitat debe redactar el Plan del Agua de Cataluña” que incluya todas aquellas medidas de uso eficiente del agua y de su ahorro, el aprovechamiento de aguas depuradas, el uso de los acuíferos existentes y medidas preventivas contra la contaminación de ríos como el Ebro, que también posee una “importante contaminación radioactiva”, según criticaron.

Medidas que, para la ONG, permitirán “no depender de las aportaciones exteriores de ríos nuclearizados” y que deberán acompañarse de una apuesta “decidida” por la recogida y el aprovechamiento de aguas pluviales



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de