Este programa, según indicó el Director de la Agencia, Juan Llaneza, se prolongará hasta el próximo 30 de septiembre y con su desarrollo se da cumplimiento a la normativa del Parlamento Europeo y del Consejo sobre gestión de la calidad de las aguas de baño.

Las actividades incluidas en este programa son la recogida de muestras con carácter quincenal por cada punto de muestreo prefijado, la realización de los correspondientes análisis en el Laboratorio de Salud Pública y la comunicación semanal de la calidad sanitaria del agua de baño. La red de vigilancia incluye el estudio de 77 puntos fijos de muestreo que corresponden a 61 zonas de baño o playas, de 19 municipios asturianos.

Los parámetros sometidos a control son organolépticos y físico-químicos, por un lado, y microbiológicos, por otro. Entre los primeros se incluyen la evaluación de temperatura, color, presencia de aceites, presencia de espumas, trasparencia, materiales flotantes y algas en descomposición. En cuanto a los parámetros microbiológicos se controla la presencia de Escherichia coli y Enterococos intestinales.

En función de los resultados analíticos acumulados en el tiempo, se procede a la calificación sanitaria de las aguas, en tres posibles categorías: categoría 0 considerada como agua no apta para el baño, categoría 1 agua apta para el baño de buena calidad y categoría 2 agua apta para el baño de muy buena calidad.

La información se puede consultar en la página web http://www.asturias.es/ en el portal de sanidad ambiental, durante todo el tiempo que dura la temporada de baño en el Principado de Asturias. También se puede obtener información sobre la calidad sanitaria histórica obtenida en los cuatro años anteriores a la  temporada actual y sobre la calidad provisional que se va obteniendo en el año en curso.

La información es remitida al Ministerio de Sanidad y Política Social, así como a la Unión Europea, que elabora anualmente un informe de síntesis sobre la calidad del agua de baño de las playas y aguas continentales, con los datos remitidos por los países miembros a la Comisión.

La Consejería de Salud y Servicios Sanitarios desarrolla el Programa de vigilancia sanitaria en zonas de baño del Principado de Asturias en colaboración con los ayuntamientos y la Dirección General de Interior y Seguridad Pública, a través de un protocolo dentro del Plan de Salvamento en Playas (SAPLA) para la recogida sistemática de muestras representativas en los puntos establecidos con carácter quincenal y/o extraordinario.

Los datos correspondientes al inicio de aplicación del programa de vigilancia sanitaria de zonas de baño en el Principado de Asturias esta temporada reflejan que la totalidad de las playas asturianas controladas presentan aguas aptas para el baño de buena o muy buena calidad.

Después de los primeros análisis realizados durante este año, hay 60 puntos de muestreo aptos para el baño y de muy buena calidad, y 17 aptos para el baño y de buena calidad.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de