El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, anunció en Almería un nuevo marco legal y competencial de este recurso, que garantice una gestión eficiente y sostenible.

El presidente de la Junta en sus declaraciones, señaló que Andalucía conseguirá un incremento de mil hectómetros cúbicos de agua, objetivo para el que se invertirán 2.000 millones de euros en infraestructuras destinadas al abastecimiento en esta legislatura. Durante su visita a la provincia de Almería, el titular andaluz hizo hincapié en rueda de prensa en la necesidad de abordar el pacto del agua, que anunció en su discurso de investidura, un "instrumento fundamental" para el desarrollo de las políticas hídricas para estos cuatro años, teniendo en cuenta que en breve la comunidad asumirá además las competencias del Guadalquivir.

Alcanzar la cifra de mil hectómetros cúbicos de agua es uno de los puntos capitales sobre los que se asienta el pacto, que servirá como base para un nuevo marco legal y competencial de este recurso, de forma que el acuerdo quedará plasmado en un futuro en una nueva Ley a aprobar por el Parlamento que garantice una gestión eficiente y sostenible.

Otro de los aspectos fundamentales, en palabras de Chaves, es la recuperación ambiental de los cauces de los ríos, la mejora de la eficiencia de los regadíos y la aprobación de un programa de mejora de la calidad de las aguas.

En estos momentos, según explicó el responsable del Ejecutivo, el 87 por ciento de la población cuenta con aguas depuradas, mientras que en un 15 por ciento de los casos existen proyectos en marcha de manera que, mediante la inversión de 600.000 euros, se logre que, durante esta legislatura, el cien por cien de los andaluces tengan acceso a agua con sistemas de depuración.

Superávit de Almería

En cuanto a la situación concreta de la provincia almeriense, Chaves recordó que, en 2000, la Junta calculó en 320 hectómetros cúbicos el déficit hídrico de Almería, una cifra que bajó hasta los 198 hectómetros en octubre de 2005 gracias a actuaciones como el trasvase del Negratín o la primera fase de la desaladora de Carboneras.

Los proyectos que están actualmente en marcha, como la desaladora del Campo de Dalías en El Ejido o la segunda fase de la planta carboneras, permitirán aumentar los recursos hídricos en la provincia en 170,5 hectómetros cúbicos, lo que, en un año, fijaría el déficit en 28,5 hectómetros cúbicos. No obstante, anunció que las actuaciones del Gobierno central y la Consejería de Agricultura para mejorar los regadíos conseguirán un superávit de agua de 57 hectómetros cúbicos en un plazo de 24 meses.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de