Las tormentas dispersas localmente fuertes se seguirán produciendo en la mitad sur de la Península al menos hasta el jueves, cuando las temperaturas comenzarán a recuperarse y se rebasarán los 30 grados centígrados de media, según informó a Europa Press el portavoz de la Agencia Estatal de Metereología (AEMET), Ángel Rivera.

Así, en las provincias de Jaén y Granada se decretó la alerta naranja ante el riesgo de intensas lluvias y se mantiene la alerta amarilla en el resto de Andalucía oriental, debido al riesgo de fuertes lluvias.

Rivera explicó que el pasado fin de semana se produjeron tormentas fuertes en el nordeste peninsular que provocaron inundaciones en vías férreas y carreteras, y señaló que esas precipitaciones dejaron incluso granizo, un fenómeno que calificó de "normal" con estas temperaturas.

Sobre el descenso "brusco" de temperaturas del pasado fin de semana, el portavoz de AEMET dijo que en algunas zonas ni siquiera se alcanzaron 20 grados centígrados. "Ahora esa vaguada ha dejado una masa de aire frío que producirá nuevas tormentas e inestabilidad", insistió.

Así, precisó que el pasado sábado en Vitoria la temperatura mínima fue de 7,8º centígrados y la máxima de 16,4º. En cuanto a las máximas, Rivera señaló que fueron bajas, con 16,3º en Oviedo, 16,7º en Soria o los 20,3º que se alcanzaron en Palencia y Segovia. Sin embargo, estas temperaturas irán subiendo, sobre todo a partir del jueves, cuando ya se superarán los 30 grados de media en España.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de