Por Alicia Ruiz de la Sierra

redaccion@ambientum.com

La empresa bodeguera Miguel Torres afirma que "la investigación policial ha llegado a su fin". Al parecer “alguien” intentaba envenenar al abogado noruego, y la botella elegida fue un vino blanco de las bodegas catalanas.

El presunto autor del envenenamiento ya ha sido detenido, según declara la empresa catalana vinícola en un comunicado difundido a los medios de comunicación. Según este documento, también disponible en su web, las pesquisas policiales "descartan categóricamente" la implicación del fabricante y de sus distribuidores noruegos en la contaminación del vino.

El diario noruego Verdens Gang informaba el pasado 27 de mayo de la supuesta intoxicación de un ciudadano de dicho país tras consumir vino de estas bodegas catalanas.

Comunicado de la empresaLa empresa afectada publicó ayer un comunicado en el que afirma que las tiendas estatales de bebidas espirituosas de Noruega reanudarán la venta del vino blanco San Valentín que había sido retirado del mercado. “San Valentín es uno de los vinos blancos más populares en Noruega, con unas ventas anuales cercanas a las 200.000 botellas en este país”, declara la empresa Bodegas Torres.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de