Ante los repetidos casos de contaminación de cultivos de maíz ecológico y convencional por transgénicos, los “maíces” no ven más salida que el exilio en Francia.  Puesto que este país prohibió el cultivo del único maíz transgénico autorizado en la Unión Europea en Enero de 2008.

Problemas en España

En nuestro país se cultivaron en 2008 casi 80.000 hectáreas de maíz modificado genéticamente, lo que supone en torno al 20% del maíz total cultivado. Además. el Gobierno ha permitido que España sea el campo de experimentación de las multinacionales, puesto que se realizan casi la mitad de los experimentos al aire libre con transgénicos que se realizan en la UE, como ya informó Ambientum.com.

Con este problema, muchos de los agricultores ecológicos que han sufrido casos de contaminación por transgénicos, no han tenido protección legal y han afrontando graves pérdidas económicas. En España, con los transgénicos no funciona el principio de “quien contamina, paga”.

Situación en Europa

En seis países de la UE ya se ha prohibido de oficialmente el cultivo de transgénicos. Austria, Hungría, Luxemburgo, Grecia, Alemania y Francia. Mientras que  Polonia e Italia mantienen moratorias. La razón de su prohibición es por sus impactos ambientales, la falta de estudios sobre efectos a largo plazo para la salud humana o la imposibilidad de controlar su dispersión y evitar la contaminación de los cultivos ecológicos y convencionales.

David Sánchez, responsable de Agricultura y Alimentación de Amigos de la Tierra afirmó que “el Gobierno promueve los transgénicos destrozando modelos de producción como la agricultura ecológica”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de