El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) ha editado la Guía de buenas prácticas para la producción y comercialización de alimentos ecológicos, cuyo objetivo es “promover el desarrollo, el conocimiento y la comercialización de la Agricultura Ecológica, así como mejorar la colaboración institucional y la gestión de los recursos para el sector”.

Con esta publicación se quiere apoyar a la distribución minorista en sus iniciativas de impulso y potenciación del consumo de productos ecológicos en sus establecimientos de venta, y facilitar las relaciones comerciales entre distribuidores minoristas y productores de alimentos ecológicos.

Destinatarios de la guía

La guía forma parte del Plan Integral para el Fomento de la Agricultura Ecológica 2007/2010, y tiene como destinatarios los productores agrícolas y ganaderos, los elaboradores, los distribuidores, los agentes logísticos, los responsables de promoción comercial, las entidades vertebradotas del sector como asociaciones o cooperativas y las administraciones.

La publicación se divide en tres partes: una introducción, con los antecedentes, el interés de la producción ecológica, los objetivos, el marco normativo, un análisis sectorial, donde se tratan temas como la producción y materias primas ecológicas, la estructura industrial, la cadena de suministros, el consumidor, el mercado, entre otros, finalizando con una serie de recomendaciones y sugerencias sobre los alimentos ecológicos.

El Ministerio ha declarado que apoya el desarrollo de la Agricultura Ecológica “por razones de sostenibilidad del medio rural, de protección de las superficies de cultivo y del entorno medioambiental, de imagen, prestigio, diferenciación y de defensa de unas gamas de alimentos de alta calidad producidos en España. También afirma que poretende proteger de un sector en fase de despegue y crecimiento.

La Agricultura Ecológica favorece la biodiversidad biológica, promueve el uso saludable del suelo, agua y aire para minimizar la contaminación, promueve el reciclado de residuos de origen vegetal o animal para devolver al suelo los nutrientes, contribuye a mantener el patrimonio genético agrario y promueve el respeto y bienestar animal

Se trata de un sector incipiente o emergente con escasos años de actividad y que demuestra una alta capacidad tecnológica del propio sistema agroalimentario, protege la salud tanto de consumidores como de agricultores y ganaderos y representa un mecanismo de defensa ante crisis alimentarias.

La guía, que puede adquirirse a través de la tienda virtual de publicaciones, promueve, además, el apoyo a los productos ecológicos por su capacidad de potenciación del consumo.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de