Los más de 250 expositores que participan en la Feria BioCultura mostrarán desde este viernes hasta el domingo día 4 de marzo en Feria Valencia los últimos productos ecológicos y de consumo responsable. Los visitantes, de los que se espera una cifra superior a las 25.000 personas, podrán asimismo participar en alguna de las 150 actividades programadas durante estos días.

La Directora de BioCultura, Ángeles Parra, se mostró convencida durante la presentación a la prensa de la necesidad de un cambio de actitud hacia la sostenibilidad en todos los sectores de la industria, el comercio, los servicios y en la propia actitud de gobiernos e instituciones. La muestra se centra en el impulso del consumo ecológico entre los ciudadanos dándoles a conocer los últimos productos de agricultura ecológica y medio ambiente, cosmética biológica y natural, ropa y calzado, bio construcción, energías renovables, terapias complementarias. La participación ronda las 250 empresas. 

La inauguración oficial de la 3ª edición de BioCultura Valencia, que se celebra a las 12h. de mañana viernes 2 de marzo, y correrá a cargo de la Illma. Sra. Dª Mar Casanova LLorenç, Secretaria Autonómica de Agricultura, Pesca, Alimentación, y Agua.

Cosmética ecológica

Precisamente, esta tercera edición de BioCultura en la capital del Turia se convierte en el trampolín de la cosmética y la higiene ecológica, “un mercado desconocido que representa un gran campo de inversión también para los agricultores, que podrían dedicar grandes extensiones de terreno a producir ingredientes ecológicos para la industria cosmética”. En este sentido, Ángeles Parra ha recordado que la plataforma Ecoestética, pionera en España, persigue como objetivo la formación de los profesionales para ayudarles a poner en marcha empresas de comercialización de productos de cosmética ecológica al mismo tiempo que los usuarios sepan apreciar las diferencias que existen entre un producto cosmético ecológico y otro que no lo es. En este sentido, “la ecoestética ofrece un potencial de futuro económico importantísimo”, apostilló.

El consumo crece un 10% anual

En relación al punto fuerte de BioCultura, la alimentación ecológica, Ángeles Parra destacó que España, con más de 1,6 millones de hectáreas dedicadas al cultivo ecológico, ocupa el primer puesto a nivel europeo, y recalcó que “a pesar de los malos tiempos, la agricultura ecológica no ha dejado de crecer, como lo prueba el hecho de que el consumo nacional haya crecido a una media del 10% anual”. De este total, aproximadamente unas 56.000 hectáreas corresponden a la Comunitat Valenciana.
 
De todos modos, la directora de la Feria apeló al esfuerzo y a la concienciación de todos para que esta tendencia siga por este buen camino. “Es un sector con mucho futuro por delante. Se trata de reducir el porcentaje de la producción que se exporta a otros países, que ronda el 85% de la producción, en beneficio del consumo interno”.

El volumen del consumo español ronda los 900 millones de euros, pero la relación de euros por habitante sigue siendo muy baja, alrededor de 19,5 euros por habitante y año cuando en otros países europeos la cifra supera con creces los 100 euros por habitante y año. “Estamos obligados a exportar porque en España se consume muy poco en relación a lo que se produce.

Sólo una parte muy pequeña se queda aquí, y por eso necesitamos acciones que apoyen el consumo de productos ecológicos dentro de nuestras fronteras”.

BioCultura para los más pequeños 

BioCultura, como plataforma de formación al margen de la oferta comercial, ha organizado más de 150 actividades de todo tipo (informativas, de divulgación, profesionales=.) que le interesan al ciudadano responsable que aboga por un consumo ecológico.  De entre todas ellas destaca el Festival ecológico de la infancia MamaTerra, dirigido a los consumidores más pequeños.

“MamaTerra es como una BioCultura para los niños, les preparamos talleres de cocina, huertos ecológicos para aprender a ahorrar agua, a conocer los diferentes sistemas de cultivo que existen… Porque los pequeños han perdido el contacto, han perdido el vínculo con la tierra.

Observando los procesos naturales enseña a los niños a ser pacientes, a respetar a la naturaleza= es una enseñanza muy bonita para los niños”.

Ecología profunda

Pedro Burruezo, fundador de EcoActivistas, organización que dirige la revista The Ecologist, dijo en la presentación a la prensa que “BioCultura es un buen ejemplo de ecología profunda llevada a la práctica”. Burruezo, que también es músico y presentará en BioCultura el último disco realizado junto a la Bohemia Camerata, “Misticísssimus”, señaló que la ecología profunda “es tener una vida consciente en todos los ámbitos, medioambiental, de salud, alimentación, economía, energías, educación=¿Cómo se traduce en la práctica? Se trata de intentar satisfacer las necesidades que todos tenemos dentro del orden gaiano. Es decir, cumpliendo al mismo tiempo con las necesidades del planeta”. Burruezo lo tiene claro: “La ecología profunda no se plantea salvar al planeta, quizás ya no está en nuestras manos detener la crisis climática.

Pero la ecología profunda nos hace responsables de nuestros actos. Sea lo que sea lo que vaya a pasar, nuestro deber es actuar junto a las fuerzas regeneradoras”.



Dejar una respuesta

avatar
  Suscribir  
Notificar de